Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Feijóo apela a lo que "une" al margen de "siglas" para lograr que "el presidente salga directo de las urnas"

Afirma que no quiere "una victoria" para el PP sino "una excepción" en España y que los gallegos "salgan ganando"
El presidente de la Xunta y candidato del PPdeG a la reelección, Alberto Núñez Feijóo, ha apelado a "lo que une" al margen de "las siglas" y ha pedido a los gallegos que no dejen "que los partidos políticos" les "separen", al tiempo que ha pedido la confianza de quienes optan por la abstención, para conseguir el 25-S que "el presidente salga directo de las urnas" en Galicia.
"¿Qué mejor expresión de legitimidad democrática que la de que sean las urnas las elijan al presidente?", se ha preguntado Feijóo, en un mitin en un lleno auditorio de la Facultad de Veterinaria de Lugo, donde estuvo acompañado de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, de las pocas dirigentes estatales con las que ha coincidido en actos electorales.
"Os pido que sigamos juntos. Propongo una excepción para que Galicia quede al margen del bloqueo político y de consignas independentistas, una excepción de responsabilidad, estabilidad y trabajo conjunto", ha sentenciado, para añadir que él cree "en la política que une". "No dejéis que los partidos políticos nos separen, que por unas siglas o una ideología, las familias se dividan y se frene el progreso", ha pedido.
Así, ha asegurado que él no pide el "voto" preguntándose "a quién votaron antes" los electores e incluso ha garantizado que "los del PSOE y de Ciudadanos (C's)" no tienen "que dejar de ser del PSOE o C's" para apoyarle el 25-S. Y es que, pese a las "diferencias", se ha mostrado convencido de que es "mucho más" lo que les une y ha llamado a unificar el voto para lograr "una excepción" en España.
A POR LOS "NUEVE" EN LUGO
El encargado de arrancar el acto ha sido el portavoz local, Jaime Castiñeira, quien ha dado paso al cabeza de cartel lucense, Francisco Conde, y a la presidenta provincial del partido, Elena Candia, que ha dado la bienvenida a Cifuentes y ha destacado su gestión. "Presidente, Lugo es una provincia de gente trabajadora, que quiere y merece más", ha proclamado.
Candia ha pedido a los suyos, que no se confíen pese a los buenos resultados que les auguran las encuestas, al tiempo que ha lanzado un mensaje "tranquilizador" a Feijóo. "Alberto, puedes ir tranquilo, los ocho están asegurados", ha subrayado, mientras que Feijóo le ha tomado la palabra con un reto: "ir a por los nueve". "Si los nueve están en Lugo, la mayoría está hecha", ha zanjado.
"UNA GRAN HAZAÑA"
El líder del PPdeG también ha pedido el voto a los suyos, y que tengan "energía" los días que faltan hasta el domingo, al tiempo que ha vuelto a insistir en no fiarse de las encuestas, de "que se note en el ambiente" o de que los populares tengan "argumentos más convincentes". Y es que, ha advertido, "tener una mayoría estable" es "una gran hazaña" que "no se da en la mayoría de España".
Por eso, ha insistido en que lo que busca el domingo no es "una gran victoria" para el PP, sino que Galicia se convierta en "una excepción de estabilidad política" y que Galicia "no caiga en el bloqueo, en la división o el parálisis que hay en el resto de partidos". "Queremos que Galicia no pierda un minuto y que el presidente salga directo de las urnas; que los gallegos salgan ganando", ha apelado.
Para ello, ha llamado a "unir fuerzas" a la "gran mayoría que prefiere la moderación y no está dispuesta a elegir entre Galicia y España". "A todos ellos les pido el voto y les digo que confíen en nosotros, porque es más lo que nos une, como querer el progreso y el bienestar de las familias, que lo que nos separa", ha aseverado.
Por su parte, ha garantizado que gobernará "para todos" y ha prometido que, en lo que de él dependa, "cumplirá" su palabra desde "el primer instante hasta el final de la legislatura". Enfrente, ha situado a quienes reparten "carnés de buenos y malos gallegos", a los que "solo insultan" y a quienes solo les interesa el "pacto".
"ORGULLOSO" DE QUE LE VOTEN LOS MAYORES
En Lugo, Feijóo se ha declarado "orgulloso" de que se identifique al PPdeG como el partido al que votan "los mayores" y ha insistido en que su propuesta es que Galicia "no quede atascada como lo está España", pero también ha hecho balance de un gobierno que deja "las facturas pagadas" y los servicios sociales, la sanidad y la educación "garantizados".
Al tiempo, se ha comprometido con Lugo, con lograr, por ejemplo, el compromiso del Ministerio del Interior para una comisaría en el barrio de la Residencia y revitalizar la zona. También ha destacado el trabajo hecho y ha lamentado que los socialistas "no hiciesen la ruta del cáncer cuando gobernaban ellos y no había ni un solo acelerador lineal".