Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Feijóo advierte que "el marcador cero a cero" pese a los sondeos y llama a "hablar votando"

Rodríguez Arias tilda de "señor no" a Sánchez y Rueda bromea con que visita Vilagarcía porque su patrona, Santa Rita, es "la de los imposibles"
El presidente de la Xunta y candidato del PPdeG a la reelección, Alberto Núñez Feijóo, ha relativizado el valor de las encuestas, que dan mayoría absoluta a los populares con mayor o menor margen, y ha advertido de que "el marcador está cero a cero", por lo que él solo obtendrá "la mayoría estable" que necesita si los gallegos "quieren" en la cita con las urnas del 25 de septiembre.
Feijóo ha lanzado este mensaje, en el que siempre incide en las últimas jornadas de campaña, en un mitin con unas 400 personas en la Casa da Cultura de Vilagarcía, donde, pese a que el candidato popular no hizo ninguna alusión directa, ganó protagonismo la presencia del líder socialista, Pedro Sánchez, en un acto a pocos metros, en la misma localidad pontevedresa.
A él se ha referido la también candidata Marta Rodríguez Arias como "el señor no", antes de pedir "el sí" a Galicia con el voto a los populares, y sobre él ha bromeado el presidente provincial del PP de Pontevedra, Alfonso Rueda, quien ha apuntado que Sánchez visita Vilagarcía porque la que vela por esta localidad es "Santa Rita, patrona de los imposibles".
En este escenario y, ante las numerosas encuestas publicadas, Feijóo se ha reafirmado en su mensaje de que hasta el 25-S no hay sufragios en las urnas, por lo que es preciso movilizarse, y ha vuelto a apelar al voto al margen de las siglas al entender que los gallegos están "cansados de los partidos", con especial atención a los votantes de Ciudadanos (C's) y descontentos del PSOE.
Antes de arrancar su intervención, los militantes de Vilagarcía le han entregado un obsequio, una caja de madera con objetos para bebé --en esta campaña se dio a conocer que Feijóo será padre en febrero--. Tres gaviotas adornaban el regalo como símbolo de las dos mayorías absolutas del dirigente popular y de la que los suyos esperan que revalide el 25-S.
Al finalizar el acto, Feijóo ha saludado en la calle a vecinos y simpatizantes.
"HABLEMOS VOTANDO"
Gran parte de la intervención de Feijóo se ha centrado en defender que, aunque los ciudadanos estén "cansados" de ir a las urnas a causa de la situación política estatal, en Galicia hay elecciones "porque toca". Ha ligado este mensaje con el papel de las encuestas, convencido de que "solo muestran que los gallegos dicen lo que prefieren cuando se les pregunta".
"Pero lo que Galicia sea no vale con decirlo, lo que la mayoría diga solo se va a conocer el 25-S. Tengo las mismas posibilidades de ser presidente ayer que hoy. Una encuesta es lo que diga la mayoría, pero entre lo que se dice y lo que se hace puede haber diferencias", ha sentenciado, antes de proponer a los gallegos "hablar haciendo" y "hablar votando".
Así, ha subrayado que no basta "con enredarse en demagogias" o decir que se "defiende la sanidad pública", sino que hay que actuar. Precisamente, ha reivindicado su gestión en este ámbito, con obras en la comarca como la ampliación del Hospital de O Salnés, "el mejor que existió nunca". "Y también haremos el 'gran Montecelo'", ha remarcado.
Tras el alegato en defensa de sus logros en sanidad, ha llamado a los gallegos a "hablar votando" y ha pedido el apoyo a quienes quieran que "el Gobierno funcione desde el día después". También ha apelado quienes busquen "unidad, responsabilidad desde el primer día hasta el final y política desde el respeto y la moderación".
"¡Hablemos votando!", ha insistido, modificando una de sus consignas electorales, la de "hablar haciendo". "A los que quieran que por encima de las diferencias nos una el bienestar de nuestras familias y el progreso de nuestro país, hablemos votando", ha remarcado, antes de insistir en que las encuestas solo dicen "que si hay una gran mayoría que quiera, Galicia puede ser una excepción".
POR ENCIMA DE LAS SIGLAS
"Dicen que es posible, nada más", ha continuado el aspirante popular, quien ha recordado que "no hay un solo voto en las urnas", al tiempo que ha recordado que "todos los votos son necesarios y positivos" para elegir "la Galicia cordial, bilingüe, que es una parte de España". "Galicia nunca nos defraudó ni hubo que ir a votar cada 15 días", ha apostillado.
Así las cosas, también ha incidido en su llamamiento de no dar "nada por ganado". "¿Quién le diría al Celta que iba a perder con el Leganés? Solo si los gallegos quieren ganamos", ha remarcado, al tiempo que ha insistido en buscar el voto "sin intermediarios" en quienes apoyan a C's y en los desencantados del PSOE que "bloquea" España.
Y es que, aunque ha negado, una vez más, que "esconda las siglas" del PP y ha vuelto a preguntarse (parafraseando a María Dolores de Cospedal) si "hay alguien no sepa" que él es el candidato de los populares, también ha insistido en que estas elecciones están por encima de las siglas y "de los partidos".
No en vano, ha esgrimido que "la mayoría de los gallegos", entre los que se ha incluido, están "hartos de discusiones entre partidos" y lo que desean es "que les dejen en paz, que no confundan el Parlamento con una guardería, que se dejen de frivolidades y no parar a Galicia, que está avanzando". Por ello, ha pedido el voto del "sí" a los ciudadanos que quieren "que las cosas marchen".
También se ha dirigido a los que desean un gobierno "que trabaje desde el minuto uno" y a quienes no quieren que Galicia "pierda y dinero" mientras sus rivales ven "si se reparten la Xunta".