Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El número dos de Feijóo en la Xunta receta "más Rajoy" para el próximo congreso estatal del PP

Rueda opina que los conselleiros "con más perfil político" son "los más adecuados" para seguir como diputados Defiende la continuidad del sistema de voto de compromisarios para elegir líderes en el PP, aun "sin cerrarse" a hablar de primarias
Rueda opina que los conselleiros "con más perfil político" son "los más adecuados" para seguir como diputados
Defiende la continuidad del sistema de voto de compromisarios para elegir líderes en el PP, aun "sin cerrarse" a hablar de primarias
El vicepresidente de la Xunta y presidente del PP de Pontevedra, Alfonso Rueda, considera que los conselleiros "con más perfil político" son "los más adecuados" para mantener el acta como diputados del PPdeG en el Parlamento de Galicia, aunque recalca que ésta es su "opinión" y que la última palabra la tendrá su jefe de filas, Alberto Núñez Feijóo.
"De quedarse, creo que los que tendrían que hacerlo son aquellos cuyas materias tengan más incidencia en el día a día del Parlamento y, dentro del equipo de Gobierno, hay (conselleiros) con más perfil técnico y otros, más político; los de perfil más político son los más adecuados para ser diputados. Pero insisto, es mi opinión", ha trasladado, en una entrevista con Europa Press.
En todo caso, ha augurado que "se sabrá pronto" porque "la intención" es que el "equipo" parlamentario esté listo "cuanto antes". Entre los factores a tener en cuenta, apunta también a las elecciones municipales de 2019. "Supongo que habrá una componenda pensando en lo que va a venir dentro de dos años y medio", ha augurado.
De hecho, prefiere no cerrar la puerta a la posibilidad de que algún conselleiro salga del Gobierno para concurrir a los próximos comicios locales, aunque advierte que "falta mucho tiempo". Preguntado acerca de si la conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, sería una buena candidata a la Alcaldía de A Coruña, cree que sí, pero no sabe si Feijóo se lo ha propuesto o no.
Aunque su continuidad en O Hórreo se da por hecha en su partido, él prefiere no mojarse e insiste en que la decisión corresponde a Feijóo, al lado de quien trabaja desde 2006 en el partido y con quien sigue como conselleiro desde 2009. Solo Rosa Quintana y Beatriz Mato continúan, al igual que él, como conselleiras desde el primer mandato.
"CONFIANZA" CON FEIJÓO
Rueda ha bromeado con los rumores que, cada cierto tiempo, apuntan a un distanciamiento entre él y su jefe filas. "Siempre hay dos rumores, que Feijóo se va y que hay un enfrentamiento conmigo; ambos tienen el mismo fundamento: uno es fácil de ver porque pasa el tiempo y no se va, y el otro... hemos sido compañeros en momentos muy duros y otros más amables, y ahí seguimos", ha remarcado.
"Entre los dos hay muchísima confianza desde el punto de vista laboral. Aquí no se trata de amistad, pero al final acabas siendo amigo de las personas en las que confías. De trato profesional, yo creo que nunca he tenido tanta confianza con una persona y esa es la base de que, después de tantos años, sigamos juntos", ha resumido.
En cuanto al peso que ha ganado el monfortino Francisco Conde, conselleiro de Economía, Emprego e Industria, y a quien algunas voces ven ya como el 'hombre fuerte' del Ejecutivo autonómico, Rueda ha destacado que sus áreas son importantes y ha coincidido con que "está cogiendo mucha fuerza en el Gobierno". "Y no me parece que haya nadie mejor que Paco para coger fuerza", ha apostillado.
¿VOLVER A LA CARRERA JUDICIAL TRAS LA POLÍTICA?
En la entrevista concedida a Europa Press, Rueda ha defendido lo positivo de que el congreso del PP de Vigo cuente con dos candidatos, los exconselleiros Elena Muñoz y Javier Guerra, aunque ha lanzado una exigencia: que al día siguiente haya unidad y que tengan en cuenta que "solo hay un PP de Vigo", porque el reto es "ganar el Ayuntamiento".
Preguntado acerca de si el PPdeG teme un PSdeG liderado por el vigués Abel Caballero o dirigentes de su ámbito de influencia, ha replicado que "quien lo teme es parte del PSdeG, que ya ha dicho claramente que por ahí no pasa ni de broma".
En el marco de su valoración a la oposición y sobre a quién ve al frente de la misma (PSdeG o En Marea, empatados a escaños en el Parlamento), ha sugerido que son ambas formaciones quienes deberían decidir "primero" quién es su "líder". Con respecto al BNG, ha destacado el "liderazgo seguido pacíficamente" de Ana Pontón.
Pero entonces, ¿es ella la principal líder de la oposición?, se le ha preguntado. "Me da la impresión de que, como mínimo, es la menos discutida internamente", ha sentenciado, entre risas.
En su doble papel de dirigente popular y responsable en el Gobierno del área de Xustiza, Rueda también ha analizado el salto a la política de magistrados, como es el caso del portavoz parlamentario de En Marea, Luís Villares, y ha señalado que parece "bastante claro" que, "sin coartar el derecho de nadie a participar en la política", lo lógico es que existiese "un período transitorio para volver".
"Una vez que la persona decide abandonar su carrera judicial para participar en la política y da opiniones, habría que ver si al día siguiente esas opiniones desaparecen y vuelve a ser imparcial", ha defendido, mientras que, para hablar de qué plazo sería el adecuado como periodo transitorio, prefiere "que la propuesta la hagan los expertos".
UNA SUCESIÓN SIN "DEDAZO"
Aunque la maquinaria del PPdeG está ya engrasada para las municipales y éstas podrían suponer un punto de inflexión importante para el partido en Galicia, Rueda rechaza que sea ese el momento idóneo para abordar la sucesión de Núñez Feijóo, quien ya ha manifestado su deseo de que éste sea su último mandato como presidente de la Xunta.
"Feijóo ha dicho que va a estar los cuatro años y no creo que mezcle el proceso de las municipales con la situación del partido en clave autonómica", ha aseverado, mientras que, preguntado acerca de si él está dispuesto a ocupar su lugar y ser el 'jefe' del PPdeG, ha replicado que el éxito estará en un congreso abierto, igual al de 2006.
Rueda recuerda el cónclave de la sucesión de Manuel Fraga, en el que Feijóo rivalizó con otros candidatos y ha rechazado el 'dedazo'. "Creo que hay que hacer lo mismo que en 2006, con cuatro candidatos y que se presente cualquiera. Feijóo no es nada del 'dedazo' para nombrar un sucesor y, si lo hiciese así, se equivocaría", ha señalado.
DE COSPEDAL: "ACEPTAR" EL PLANTEAMIENTO DE RAJOY
A las puertas del congreso estatal del PP, que se celebrará en febrero, Rueda es de los dirigentes que, aun sin cerrarse a "hablar de primarias" de elección directa, están satisfechos con el actual sistema de elección de líderes, con el voto mediante compromisarios, siempre que se "facilite al máximo" que se presenten todos los candidatos que lo deseen.
"Para mí el congreso de 2006 es la referencia, que se haga a la gallega", ha enfatizado, antes de optar, preguntado acerca de si el PP necesita más Mariano Rajoy o renovación, por un combinado de ambas opciones. "Más Rajoy como presidente, pero creo que hace falta renovación", ha defendido.
Preguntado, en este escenario, si considera que María Dolores de Cospedal debería repetir o no como secretaria general, compaginando esta función con el Ministerio, ha subrayado que este cargo en el PP es "el más íntimamente ligado al presidente y él sabrá".
"De Cospedal lo que se espera es que si Rajoy hace un planteamiento, sea cual sea, sepa aceptarlo", ha defendido Rueda, a quien "no" se le "pasa por la cabeza" que Feijóo pueda ser secretario general del PP. "Basta que diga que no se me ocurre, para que al final aparezca, pero ni se me pasa por la cabeza", ha reflexionado.
Por último, ha asegurado no tener "ninguna duda" de que Feijóo "agotará" mandato en Galicia y, preguntado acerca de si, en un futuro, lo ve como candidato para España, se ha reafirmado en que a él le "gusta" como "presidente de Galicia". "¿Si creo que lo haría bien en otros puestos? Por supuesto", ha zanjado.