Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Feijóo advierte que la Xunta también tendrá su propuesta para "ganar tiempo" en el AVE y la "contrastará" con Fomento

El presidente gallego se reafirma en que la denuncia de la Hepatitis C es "indigna" y reitera su respaldo a los cargos del Sergas investigados Ratifica que la Xunta planteará "flexibilizar" los peajes de la AP-9 e "insonorizaciones" en tramos de la autopista
El presidente gallego se reafirma en que la denuncia de la Hepatitis C es "indigna" y reitera su respaldo a los cargos del Sergas investigados
Ratifica que la Xunta planteará "flexibilizar" los peajes de la AP-9 e "insonorizaciones" en tramos de la autopista
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, rechaza, a la espera de la reunión que tendrá lugar en enero, imponer al Ministerio de Fomento una fecha tope para la llegada del AVE a Galicia y se declara "tranquilo", pero también anticipa que la Consellería de Infraestruturas analiza la información para articular una propuesta que "contrastará" con la que, llegado el momento, el Ministerio ponga sobre la mesa.
En una entrevista con Europa Press, preguntado expresamente acerca de si Galicia exigirá una fecha concreta a Fomento, tras darse por hecho que la alta velocidad no llegará finalmente en 2018, ha respondido que la Xunta está analizando la documentación facilitada por el Gobierno y sabe cuáles son los cinco tramos con dificultades, "de los que cuatro están desbloqueados y hay uno sobre el que se está hablando y discutiendo".
A renglón seguido, ha añadido que el departamento de la Xunta encargado de gestionar las infraestructuras está también "lógicamente" analizando "las posibles soluciones para ganar tiempo perdido" en el AVE. "Y vamos a contrastar nuestra propuesta con la de Fomento; eso va a formar parte de la reunión", ha advertido.
En todo caso, ha rechazado hablar de "fechas tope". Solo avanza que hay que ser "prudente", dado que se "perdió un año" con el Gobierno en funciones, pero también "ambicioso". "Es verdad que hemos perdido un año, pero a ver qué posibilidades tenemos para recuperar parcialmente lo que hemos perdido", ha reflexionado.
Eso sí, está convencido de que el AVE a Galicia es "una cuestión irreversible" y se encuentra "tranquilo" porque "el primer valedor" de la alta velocidad es "el presidente de España", Mariano Rajoy. Por ello, aun consciente de que necesita precisar a los gallegos "el semestre concreto de la entrada del AVE en Ourense", se niega a "alarmar". Aunque sí le preocupa "la incógnita" de los Presupuestos Generales del Estado.
"Sin presupuesto de 2017, la ejecución, el impulso y el ritmo de finalización del AVE sigue estando en interrogante", ha avisado, antes de reafirmarse en que espera, en enero, poder trasladar a los gallegos lo que le diga el Gobierno central y "poder hacer una valoración como presidente".
AP-9 Y CLÁUSULAS SUELO
Feijóo también mantiene que no renunciará el "objetivo" de conseguir el traspaso de la titularidad de la Autopista del Atlántico (AP-9), aunque ve un "gran avance" que, "por primera vez", el Gobierno de España haya aceptado "hablar de una gestión conjunta de la autopista" en una comisión bilateral.
En el marco de la misma, ha ratificado que la Xunta planteará "una política más flexible de peajes en función de franjas horarias y de ocupación de la autopista". Preguntado acerca de si esta propuesta será para todos los ciudadanos o para el colectivo del transporte, no lo ha concretado. "Tendremos que estudiar los tráficos, franjas horarias, ver vehículos pesados, personas que frecuentan la autopista ida y vuelta... En fin, hay que ver distintas cuestiones", ha argumentado.
Al margen, también pedirá "insonorizaciones" en determinados tramos de la autopista, dado que hay "una serie de impactos sonoros que se pueden minorar con obras adicionales", así como realizar "un seguimiento más puntual de las obras" de la AP-9, que "une al 60 por ciento de la población gallega".
En el apartado de impuestos, ha ratificado que "la presión fiscal va a bajar en Galicia en esta legislatura" y ha reiterado su apuesta por ampliar las exenciones para la compra de viviendas en el rural. Y es que, en su tercer mandato, sitúa el rural en su lista de "prioridades", en la que también está la demografía, la "mejora" de servicios públicos y la "finalización" de infraestructuras sanitarias, y la educación.
En la entrevista con Europa Press, también ha revelado que la Xunta "estudió" la posibilidad de, igual que se hizo con las preferentes, fijar un arbitraje para los afectados de las cláusulas suelo, que no ve factible. "Entendemos que aquí no cabe porque viene como consecuencia de una sentencia, con lo cual técnicamente no cabe un arbitraje entre banco y clientes", ha apuntado.
Sí ha destacado como "muy buena idea" que el Gobierno de España haga "un manual de buenas prácticas" sobre la gestión de las cláusulas suelo. "Creo que la medida es muy inteligente y oportuna. Espero que las entidades sigan los consejos del manual", ha manifestado, para concluir que la Xunta, a través del Instituto Galego de Consumo, está "a disposición" de cualquier ciudadano que necesite asesoramiento.
LA DENUNCIA DE LA HEPATITIS C: "INDIGNA"
El presidente también ha manifestado su "tranquilidad absoluta" en relación con el auto de la Audiencia Provincial de A Coruña que acuerda que los cargos del Sergas investigados en el procedimiento abierto por el suministro de los tratamientos a los enfermos afectados de Hepatitis C sean llamados a declarar también como investigados por un supuesto delito de homicidio en seis de los ocho casos que incluye la causa.
"Respaldo absoluto a las personas que han estado en la comisión de la Hepatitis C y seguridad total de que todos los que han actuado lo han hecho de acuerdo con su conciencia y sus criterios deontológicos", ha insistido el presidente, quien ha destacado los 130 millones invertidos para enfrentar esta dolencia y ha esgrimido que el tratamiento tiene en Galicia "una implementación superior a la media".
Feijóo ha subrayado que el auto tiene "una coherencia procesal y jurídica muy sólida". "Lo que viene a decir es que si a una persona se le investiga por una cosa, hay que investigarle también por las consecuencias. Yo estoy de acuerdo. Pues investíguese y no se oculte nada", ha retado.
Preguntado si mantiene que la denuncia --promovida por la Plataforma de Afectados pola Hepatite C y por el colectivo Batas Blancas-- es "indigna", como dijo en su día en el Parlamento, ha respondido con un rotundo "por supuesto".
"Ya lo he dicho y no lo voy a cambiar", ha remarcado, antes de lamentar "el deterioro" que se hace al sistema sanitario público y de sugerir que hay "un silencio clamoroso" sobre esta cuestión entre "la inmensa mayoría de los médicos" porque "no están de acuerdo". "Pero los que quieran politizar la sanidad, allá ellos", ha aseverado.
"MÁS DE UN CONSELLEIRO" SEGUIRÁ COMO DIPUTADO
Feijóo ha ironizado con la posibilidad de que "haya gente" que dice que actúa "como consecuencia de recibir unas botellas de vino", en relación a los supuestos regalos que le habría enviado el presidente de Monbus, Raúl López, según un informe del Servicio de Vigilancia Aduanera que figura en el sumario de la 'Operación Cóndor'.
De hecho, ha considerado "sorprendente" que alguien llegue a esta conclusión cuando el propio empresario se quejó ante la instructora, Pilar de Lara, de que Feijóo no le recibía. Preguntado acerca de si se siente perseguido judicialmente, ha respondido que tiene su "propia opinión", pero como presidente será "cauto". "Los gallegos sabrán valorar eso. El asunto está en el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), que haga lo que tenga que hacer", ha zanjado.
Feijóo, que será padre en febrero, ha defendido que su aspiración política está "más que colmada" y ha insistido en que su compromiso es ser presidente de Galicia "hasta 2020". En cuanto a los conselleiros que mantendrán el acta de diputado, ha señalado que se decidirá en enero. En el PPdeG se da por hecho que Alfonso Rueda continuará, pero el presidente evita los nombres.
"Más de uno se va a quedar", ha revelado. ¿Y menos de...?, ha sido interpelado, a lo que ha respondido con una sonrisa y emplazando su respuesta al mes de enero.