Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Feijóo traslada a Méndez de Vigo el apoyo de Galicia para lograr un pacto por la educación, que ve "posible"

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha realizado este lunes, tras su reunión con el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, una llamada al consenso y ha reiterado que Galicia "apoya" el pacto educativo, que, sin "pecar de optimismo", ve "posible".
En declaraciones a los medios, Feijóo ha defendido que el pacto educativo es "una propuesta muy interesante". "Imprescindible, diría yo", ha reflexionado, antes de recordar que se impulsaron "muchas leyes" con los distintos Gobiernos sin que ninguna llegase a "consolidarse como un gran pacto entre las fuerzas".
Según ha señalado, Galicia tiene "interés" en que se produzca este pacto y en lograr una educación basada en principios como "la calidad, el plurilingüismo, la digitalización, la Formación Profesional y la especialización de los campus y de las titulaciones universitarias".
"Una educación basada en la calidad, en la coordinación, en estudios que sean interesantes para la actividad laboral, donde el peso de la FP sea muy importante; una educación en la que la formación, autoridad de los profesores en el aula y los compromisos de las familias sean los tres pilares básicos", ha apostillado.
MODIFICAR LA LOMCE
El presidente gallego se ha mostrado convencido de que "ésta puede ser la legislatura del pacto de la educación". "Sería bueno para todos", ha esgrimido y, aunque no se ha pronunciado sobre la derogación de la actual ley vigente, la Lomce, sí ha incidido en que podría analizarse su modificación, pero después de alcanzar un consenso.
"Acordar siempre es ceder. Queremos acordar y estamos dispuestos a ceder para concordar en una postura común, pero deberíamos concretar los principios básicos de un acuerdo educativo y ver si esos principios tienen impacto en la ley. Al revés de lo que hemos venido haciendo", ha reflexionado.
"Hasta ahora todo consistía en derogar lo hecho y construir una alternativa que no se llegaba a consensuar; ahora mantenemos la ley en vigor, pero nos comprometemos a concordar principios para un pacto. Después, si concordamos, veremos los efectos en la legislación actual. Esa metodología de trabajo es la única para llegar a un acuerdo", ha reflexionado.