Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Feijóo defiende que las CCAA solventes bajen impuestos y dice a Díaz que también podría armonizarse la jornada laboral

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núlez Feijóo, ha insistido este miércoles en su posición de que las comunidades autónomas "solventes" puedan bajar impuestos y ha respondido a la presidenta andaluza, Susana Díaz, que también podría armonizarse la jornada laboral, ahora que Andalucía ha vuelto a rebajar la de sus funcionarios a 35 horas semanales.
"Si hablamos de armonización de impuestos se puede hablar de armonización de muchas otras cosas", ha dicho en una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, en la que acto seguido se ha referido a la decisión de Andalucía de situar la jornada laboral de sus funcionarios por debajo de las 37,5 horas semanales fijadas en el resto de España.
Feijóo ha respondido así a la petición que hicieron en la Conferencia de Presidentes Díaz y otros mandatarios socialistas, que plantearon que los expertos que van a estudiar la financiación autonómica incluyan también el "esfuerzo fiscal" que hace cada ciudadano en función de la comunidad autónoma donde vive.
A su modo de ver, eso "ya está estudiado" y, aunque ha admitido que no es razonable negarse a que se estudie ese asunto, "cada comunidad autónoma tiene sus competencias y las va a ejercer".
De hecho, ha defendido que las comunidades autónomas que cumplan el objetivo de déficit y no necesiten dinero del Gobierno central puedan hacer su política fiscal propia. En cambio, cree que si una comunidad pretende bajar impuestos con cargo al déficit público y luego pedir dinero al Gobierno central "lo lógico es que estas cosas se hablen" porque lo acaban pagando ciudadanos de otras comunidades.
Según ha explicado, en el fondo de la discusión está el Impuesto de Patrimonio, "muy alto" en Cataluña y Andalucía, "más bajo que en otros sitios" en Galicia e inexistente en Madrid. Así, ha admitido que esto puede producir "deslocalización ficticia de domicilios" pero ha añadido que si se habla de armonizar impuestos "se puede hablar de armonizar muchas otras cosas".
Además, ha defendido que "no todas las comunidades autónomas gestionan con el mismo rigor" y eficacia, y que también, dentro de la misma comunidad, hay diferencias cuando cambia el signo del Gobierno.
Con todo, ha subrayado que el debate importante es cómo se paga la sanidad, la educación y la atención de la dependencia en el futuro modelo de financiación autonómica.
Por último, ha atribuido la ausencia del presidente catalán, Carles Puigdemont, de la Conferencia de Presidentes de este martes a que probablemente "su planteamiento es cerrar bilateralmente su dinero con el Gobierno central", pero ha remarcado que "quedó claro que no es posible, que el sistema es multilateral".