Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Exministros, parlamentarios y autoridades despiden al expresidente

Numerosos exministros, presidentes autonómicos, parlamentarios y distintas autoridades del Estado han acudido al Congreso de los Diputados para despedir al expresidente del Gobierno Adolfo Suárez y trasladar personalmente sus condolencias a la familia. Todos los asistentes han destacado la gran tarea del expresidente en la Transición y le han descrito como "un gran hombre de Estado".

Todos ellos han rendido homenaje a Suárez después de que Don Juan Carlos entregara personalmente a título póstumo a Suárez el collar de la Real Orden de Carlos III. El monarca ha sido el primero, en compañía de Doña Sofía, en expresar su pésame a la familia presente en el Salón de Pasos Perdidos del Congreso.
Así, han pasado frente al féretro varios exministros de la UCD como José Pedro Pérez Llorca, que también fue uno los padres de la Constitución; Federico Mayor Zaragoza; o Soledad Becerril, actual Defensora del Pueblo.
También se han acercado a la capilla ardiente instalada en la Cámara Baja los expresidente del Congreso Fernando Álvarez de Mirada y Landelino Lavilla, así como Miguel Herrero de Miñón, otro de los siete padres de la Carta Magna, y Manuel Núñez, exministro y expresidente del Tribunal de Cuentas. También lo ha hecho el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo.
VARIOS PRESIDENTES AUTONÓMICOS
Igualmente han rendido homenaje a Suárez presidentes autonómicos como Alberto Fabra (Comunidad Valenciana); María Dolores de Cospedal (Castilla-La Mancha); Ignacio González (Madrid); José Antonio Monago (Extremadura); Juan Vicente Herrera (Castilla y León); y Luisa Fernanda Rudi (Aragón).
Por el Salón de Pasos Perdidos han desfilado además los tres vicesecretarios generales del PP --Carlos Floriano, Javier Arenas y Esteban González Pons--, el exministro Eduardo Zaplana (presidente del Club Siglo XXI); la eurodiputada Pilar del Castillo; la alcaldesa de Madrid, Ana Botella; y numerosos parlamentarios del PP como Rafael Hernando, Sebastián González y Carmen Quintanilla, entre otros. Igualmente estaba presente en la Cámara Baja su secretaria durante muchos años y actual diputada madrileña del PP, Gádor Óngil.
Por parte del PSOE, han estado en la Cámara Baja la vicesecretaria general del PSOE y candidata a las europeas, Elena Valenciano; el secretario de Organización, Óscar López; los exministros Jesús Caldera, Trinidad Jiménez y Juan Fernando López Aguilar; y diputados como Eduardo Madina o Juan Moscoso.
SUÁREZ, "UN GRAN PATRIOTA"
A la salida de la capilla ardiente, el presidente de la Comunidad de Madrid ha destacado el esfuerzo de Suárez para que en este momento haya en España una democracia consolidada. Además, ha puesto en valor que supiera anteponer los intereses generales a los partidistas y ha recordado su "inmensa tarea" en la Transición y la "dignidad demostrada" en el golpe de Estado del 23-F.
Por su parte, el extremeño Monago ha dicho que quería agradecer a la familia el legado de Adolfo Suárez, un "legado de democracia, concordia y valores que en un momento cono el actual hay que sacarles brillo y valorarlo".
Poco después, la presidenta de Aragón ha señalado que fue "un gran hombre de Estado" y "un gran patriota con un gran amor a España", que fue "capaz de liderar la Transición, de cumplir el encargo que le había hecho Su Majestad el Rey y, sobre todo, de sacrificar intereses de partido y de grupo por el bien de los españoles".
Rudi ha subrayado que éste es un buen momento para que las generaciones que no vivieron la Transición conozcan lo que se hizo en aquella época por los españoles bajo el liderazgo del Rey y del presidente Suárez. "Y es un buen momento para recuperar en la clase política y en la sociedad el anteponer los intereses generales a los intereses de grupo o de partido, y Adolfo Suárez fue un gran ejemplo en eso", ha proclamado.
LOS EXPRESIDENTES Y LOS MINISTROS DE RAJOY, LOS PRIMEROS
El primero en rendir homenaje a Suárez ha sido el expresidente del Gobierno más reciente, José Luis Rodríguez Zapatero, seguido de Felipe González y José María Aznar. Los tres se han detenido ante el féretro cubierto con la bandera de España y han inclinado la cabeza en señal de respeto.
Después lo han hecho distintos ministros del Gobierno, empezando por Alberto Ruiz Gallardón, Jorge Fernández Díaz, Ana Pastor, José Manuel Soria, Ana Mato y Fátima Báñez, quienes se santiguaron al pasar ante Suárez, como también hicieron el presidente del Congreso, Jesús Posada, y la Reina y la Infanta Elena.
Entre esas primeras autoridades que han rendido homenaje a Suárez estaban también los ministros José Ignacio Wert, Cristóbal Montoro, Luis Guindos, Pedro Morenés, el fiscal general del Estado, el presidente del Senado y los máximos representantes del poder judicial.