Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Eurogrupo y el FMI dejan la pelota en el tejado del pueblo griego

Alexis Tsipras está dispuesto a jugársela en las urnas ya que, de lo que ocurra el domingo depende el futuro de su país. El primer ministro griego ha defendido el ‘no’ en la consulta para lograr un mejor acuerdo para Grecia. Desde el Eurogrupo y el Fondo Monetario Internacional se mantienen a la espera y afirman que no negociarán hasta después del referéndum.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, afirma que recela de las propuestas y contrapropuestas realizadas por el primer ministro griego y se ha remitido al referéndum del próximo domingo.
"Hay un proceso democrático en marcha que, con suerte, debería clarificar cual es la determinación del pueblo griego y qué autoridad tiene el gobierno", explica.
Es la consigna general desde Europa, esperar y ver. "No habrá más conversaciones en los próximos días a nivel del Eurogrupo, ni entre las autoridades griegas y las instituciones sobre propuestas o acuerdos financieros. Simplemente esperaremos el resultado del referéndum del domingo", ha informado el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, en una declaración grabada.
Dijsselbloem ha indicado, además, que el Eurogrupo "toma nota" de la última propuesta enviada por el primer ministro heleno, Alexis Tsipras, y ha recordado que el programa de rescate anterior expiró la pasada medianoche, lo que descarta la posibilidad de una prórroga.
Así las cosas, y habida cuenta de la "situación política" en Grecia, lo que incluye la campaña de Syriza para el 'no' en el referéndum, hace que el Eurogrupo "no vea espacio para más negociaciones en este momento", ha dicho el ministro holandés.
“Apoyamos plenamente a los griegos”
Dijsselbloem ha concluido su declaración asegurando que "lamentar mucho" la situación que viven los griegos y ha destacado la "firme determinación" de estos para con Europa y con la eurozona. "Les apoyamos plenamente", ha concluido.
Los ministros del euro han celebrado su segunda teleconferencia en dos días para examinar la petición de Tsipras de negociar un tercer rescate de casi 30.000 millones de euros en dos años para hacer frente a los vencimientos de deuda de 2015-2017.
La convocatoria de un referéndum para someter al voto de los griegos la última oferta de acuerdo presentada el pasado fin de semana fue interpretada por los países del euro como una ruptura unilateral de las negociaciones por parte de Atenas.
La posibilidad de retomar las conversaciones para explorar las opciones de un tercer programa pasaban, según han informado fuentes comunitarias, por la cancelación del referéndum o, al menos, por un cambio en la posición del Gobierno de Tsipras a favor del 'sí' en la consulta.
Tsipras insiste en su apoyo al 'no'
El primer ministro heleno, sin embargo, ha confirmado su apoyo al 'no' y la celebración del referéndum en una comparecencia horas antes del inicio del Eurogrupo.
Una de las primeras reacciones a la declaración de Tsipras ha sido la del presidente del Consejo europeo, el polaco Donald Tusk, quien a través de su perfil en Twitter ha asegurado que "Europa quiere ayudar a Grecia", pero que "no se puede ayudar a nadie en contra de su voluntad".
Desde el gobierno heleno, su ministro de Finanzas ha dicho que su objetivo es “alcanzar un acuerdo el lunes durante el Eurogrupo y estoy dispuesto a olvidar todo lo que ha sucedido hasta ahora”.