Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Eugenio Pino niega la existencia de una brigada política y elude dar detalles en el Congreso sobre Pujol o Trias

Defiende que "siempre actuó de acuerdo a la ley" y remite parte de sus respuestas a próximas declaraciones en sede judicial
El ex director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional Eugenio Pino ha negado este miércoles en el Congreso que existiera una brigada política bajo su mando y ha eludido dar detalles de las investigaciones sobre Jordi Pujol y Xavier Trias, remitiéndose a sendos procedimientos judiciales abiertos en los Juzgados de Plaza de Castilla.
Eugenio Pino ha sostenido en su comparecencia en la comisión de investigación sobre el presunto uso partidista del Ministerio del Interior en la etapa de Jorge Fernández Díaz que fue el inspector de la Policía José Ángel Fuentes Gago --"una especie de jefe de Gabinete sin serlo"-- quien le pidió la entrevista entre el titular del Interior y el director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, que se terminó filtrando a la prensa.
Poco después, al ser advertido de que Fuentes Gago (quien le ha precedido en la comisión de investigación) apuntaba al exjefe de Asuntos Internos Marcelino Martín Blas como el encargado de solicitar la reunión entre Fernández Díaz y De Alfonso, Pino ha admitido que esto era probable. "Quizás fue Marcelino Martín Blas el que instó a que se hiciera", ha señalado.
MARTÍN BLAS, SEÑALADO COMO EL DETONANTE
Según ha revelado, Martín Blas fue hace tiempo jefe suyo, pero "no soportó" que después él "le superara en el escalafón" al ascender a director adjunto operativo. Precisamente Martín Blas fue señalado minutos antes por el inspector José Ángel Fuentes Gago como la persona que desató la llamada 'guerra de comisarios' al tratar de investigar al controvertido agente Villarejo.
Eugenio Pino ha apuntado que el exministro "no estaba en estos entresijos". "Nunca he estado en el despacho del ministro y cuando me he reunido con él siempre estaba el secretario de Estado", ha comentado. Con el director de la Policía, Ignacio Cosidó, sí despachaba "a diario". "Absolutamente todo lo que pasó por mis manos lo sabía el señor Cosidó, no hubo nada que yo no le contara", ha insistido.
Sobre De Alfonso ha dicho que lo trató sólo una vez "tomando un café", desvinculándose de la grabación que se realizó en octubre de 2014 en el despacho de Fernández Díaz. Según él, esas cintas no las ha oído a pesar de que pidió, sin éxito, conocer su contenido. "Alguno de los participantes allí se dejó el teléfono abierto", ha indicado, descartando la posibilidad de que se utilizara un "software espía". "Habrá que preguntar a los que estaban allí", ha apostillado.
"Esa respuesta se la daré al juez cuando me la pregunte" o "Me acojo a mi derecho a no declarar" han sido sus contestaciones cuando le han preguntado sobre lo dicho por la mañana por Fuentes Gago, quien ha reconocido que viajó a Suiza en un avión fletado por el Ministerio del Interior para "verificar" el desmentido del exalcalde de Barcelona Xavier Trias sobre su cuenta en Ginebra.
SU IMAGINACIÓN PODEROSA, "UNA BROMA"
Pino ha hecho una defensa de su gestión, "siempre de acuerdo a la ley", incluyendo la extinta Brigada de Análisis y Revisión de Casos (BARC) señalada judicialmente por la aparición de informes secretos hasta fechas recientes. Según el ex DAO, esta brigada era "un modelo en Europa". "Un montón de jueces preguntan por qué ha desaparecido", ha señalado.
El ex DAO ha reconocido que usó fondos reservados, aunque se ha amparado en el secreto de las actuaciones para no dar detalles, y ha atribuido a una "broma con un periodista" el que en el pasado hablara de la capacidad de su imaginación poderosa como policía para vincular a la agencia de detectives Método 3 con las pruebas del 'pendrive' sobre la familia de Jordi Pujol cuya procedencia fue cuestionada por la Audiencia Nacional.
"La Policía actúa siempre bajo la ley y con control judicial. Nunca he recibido instrucciones sobre la persecución o favorecimiento de ningún partido político", ha sostenido Eugenio Pino en sede parlamentaria, incluyendo aquí a otros cuerpos policiales como la Guardia Civil, la Ertzaintza o los Mossos d'Esquadra. "Está todo reglado", ha enfatizado.
Eugenio Pino ha señalado que no se reunió nunca con Jordi Pujol ni con Vicky Álvarez, la expareja del primogénito del expresidente catalán. A preguntas del diputado de ERC Gabriel Rufián, ha negado que tenga miedo al comisario jubilado José Manuel Villarejo y, poco después, se ha definido a sí mismo como "un patriota". "¿Qué haría por España?", le ha cuestionado el diputado, a lo que el ex DAO ha respondido de forma lacónica: "Todo".