Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Declaran los dos mossos imputados en el caso de Ester Quintana

Ester Quintana ha perdido la visión de un ojocuatro.com

El subinspector jefe y al escopetero de la unidad de Mossos d'Esquadra Dragó 40 declararán este lunes a las 11.00 y 11.30 horas en la Ciudad de la Justicia como imputados en el caso de Ester Quintana, la mujer que perdió su ojo izquierdo en el Passeig de Gràcia durante la manifestación de la huelga general del 14 de noviembre.

Así lo decidió el juez Francisco González Maillo después de que un informe médico concluyese que las heridas de Quintana, que le hizo perder la visión del ojo, podrían haber sido producidas por el disparo de una pelota de goma, como defiende la víctima.
El juez consideró que las lesiones son compatibles con el relato de la víctima, que "en esencia" coincide con la versión de los testigos que han prestado declaración y los distintos videos que ha estudiado el juez y que muestran la situación de la zona en el momento de los hechos.
El juez relató en el auto que en un vídeo realizado por Gràciamon TV se oyen dos detonaciones en Passeig de Gràcia, "que todo indica que eran dos disparos", y a los pocos segundos gritos de dolor de una persona, que podría ser Quintana.
En las imágenes de 8TV también se escucha una detonación, en otras se ve la víctima caminando por el paseo y, más tarde, teniendo que ser atendida por los servicios de urgencia y posteriormente trasladada al Hospital de Sant Pau de Barcelona.
Por su parte, el subinspector jefe imputado defendió en un informe que remitió al juez que en ese lugar únicamente se dispararon dos salvas --no pelotas de goma-- apuntando al suelo con el fin de "hacer ruido y que la gente se dispersara".
El director general de la policía catalana, Manel Prat, prometió a mediados de diciembre que dimitirá "inmediatamente" si aparece una prueba de que los antidisturbios dispararon pelotas de goma durante la huelga general, lo que pondría en cuestión su versión sobre la actuación policial.
Interior inició ante la presión ciudadana y con la llegada del conseller de Interior, Ramon Espadader, una revisión a nivel interno sobre la posible prohibición de las pelotas de goma y del futuro del resto de armamento antidisturbios.