Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Esperanza Aguirre: “La corrupción nos está destrozando a todos”

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha comparecido ante la comisión sobre corrupción política en la Asamblea de Madrid y ha respaldado a sus exconsejeros Salvador Victoria y Lucía Figar, investigados en estos momentos por la Justicia, y a Isabel Gallego, su jefa de prensa, también investigada.  “A lo largo de mis 33 años en política, me he equivocado en muchas cosas, por supuesto, pero creo que todos los que estamos aquí sabemos que la corrupción nos está destrozando a todos”, ha remarcado. Ha insistido en que no habido "ninguna financiación ilegal, que a mí me conste, en el PP de Madrid".

La comparecencia de Aguirre se encuadra dentro de las sesiones sobre la supuesta corrupción en la antigua Agencia de Informática y Comunicaciones de la Comunidad de Madrid (ICM), incluida en la trama Púnica. En este sentido ha dicho que “la responsabilidad política de los nueve años y medio que he sido presidenta la tengo toda” y ha afirmado que hay una factura de 40.000 euros del PP de Madrid con la empresa de De Pedro por la campaña electoral de 2011. “Tengo más de 9 millones de entradas en Internet. No sé si me hicieron trabajos de posicionamiento”, ha dicho también sobre los trabajos de dicha empresa.
Aguirre ha subrayado que en toda su trayectoria ha insistido que todos  los concursos fueran públicos y que, tanto en el Ministerio de Educación como en la Comunidad De Madrid, quitó “todas las tarjetas de crédito”. Preguntada repetidas veces sobre qué había hecho cuando ha tenido indicios de corrupción en su partido, ha respondido que ha cesado a aquellos sobre los que recaía un “mínimo indicio de corrupción" aunque considera que “cero indicios” sobre Isabel Gallego y confía plenamente tanto en ella como en Lucía Figar.
En el caso de Victoria, le han preguntado por la conversación en la que el exconsejero instaba a que Indra pagara 10.000 euros al empresario Alejandro de Pedro, al que el PP encargaba labores de posicionamiento web, alegando que es algo que se hacía "toda la vida". A este respecto, Aguirre ha asegurado que le "choca", pero ha precisado que cuando ocurrió, ella "no estaba en política". "Estaba en el PP de Madrid, pero no en la Comunidad", ha apostillado.
"No escuche si Victoria dijo eso. Yo estoy muy en desacuerdo. Nunca que yo haya sabido se ha hecho semejante cosa y me parece indignante. Estoy en desacuerdo, no lo he visto jamás y espero no verlo. No sé lo que hizo el señor Victoria", ha apuntado Aguirre, que ha asegurado que es algo que " no se ha hecho en la vida". A pesar de que ha dicho que ella no nombró a Victoria, ha asegurado que es una persona que tiene "toda" su confianza". "Sí, de momento sí. Si se demuestra que ha hecho algún ilícito dejará de tenerla", ha apuntado.
"Como mi carrera política es larguísima, 33 años, he nombrado a más de 500 altos cargos; dos me han salido rana” refiriéndose a Francisco Granados y Alberto López Viejo, aunque ha puntualizado que “ninguno de los dos ha sido todavía juzgado”.
La presidenta del PP de Madrid, que había dicho que la comparecencia iba a ser “un linchamiento”, ha reconocido que “había visto el tratamiento que dieron a Pablo Cabero y a Ignacio González y pensaba que iba a ser un linchamiento, pero están siendo muy educados”.
La presencia de la expresidenta de la Comunidad de Madrid ante la comisión se produce después de que agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil se personaran en la sede del PP de Madrid para registrar el lugar en el que trabaja el exgerente regional de los 'populares' en Madrid, Beltrán Gutiérrez, por supuesta financiación irregular en el marco de la Operación Púnica.