Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aguirre: Lapuerta me advirtió ante Rajoy sobre el riesgo de un 'pelotazo' inmobiliario

La expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre ha asegurado que el extesorero del PP Álvaro Lapuerta le informó en 2004, en presencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sobre la posible venta de parcelas municipales a un precio "sensiblemente" inferior al del mercado en las localidades madrileñas de Majadahonda y Arganda del Rey.

Durante su declaración por escrito en la causa que investiga el 'caso Gürtel' Aguirre reflejó que, en aquel encuentro, Lapuerta le advirtió que ambos ayuntamientos planeaban vender estas parcelas a precio tasado, más bajo que el habitual. La reunión se celebró en el despacho de Rajoy, añade Aguirre.
La expresidenta madrileña explica en respuesta a preguntas de la acusación que representa al PSOE de Boadilla del Monte sobre la adjudicación irregular de terrenos en Arganda a la constructora Martinsa-Fadesa, que la advertencia del entonces tesorero "iba en la dirección de tratar de impedir que los ayuntamientos sufrieran una pérdida patrimonial importante porque el precio tasado es inferior al del mercado".
Agrega en otro punto de la declaración que no recuerda si participó el también extesorero Luis Bárcenas. "No recuerdo si estaba presente Bárcenas pero es posible", concreta.
Lapuerta explicó a Aguirre y Rajoy que un cambio legislativo había provocado que las enajenaciones de terreno público, que hasta entonces debían hacerse por subasta, con intención de evitar que subiera el precio de la vivienda, habían pasado a adjudicarse por concurso, indica la declaración
Llamó "inmediatamente"
Aguirre destaca que llamó "inmediatamente" a los alcaldes de los dos municipios --Ginés López y Guillermo Ortega, ambos imputados en la causa-- para avisarles del riesgo. López, le indicó en una conversación telefónica que la parcela de Arganda estaba ya adjudicada, a precio tasado, y que el procedimiento había sido absolutamente legal, con la unanimidad de todos los grupos políticos, destaca Aguirre.
La testigo agrega que, por indicación de Ginés López llamó también al entonces jefe de la empresa de suelo en Arganda, Benjamín Martín Vasco, imputado en el caso que investiga el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz.
La conocida como 'Operación Arganda' consistió en la adjudicación en noviembre de 2004 a Martinsa de una parcela en Arganda del Rey por 77 millones de euros. La constructora vendió un tercio del terreno unos meses después por 73 millones de euros a una cooperativa de viviendas, según ha detallado la Policía en informes entregados al juez. La UDEF apunta a que el cabecilla de la trama, Francisco Correa, cobró una comisión por esta operación superior a los 12 millones de euros.
Durante su declaración ante el juez el pasado 15 de julio Bárcenas mencionó que mantuvo una reunión con Rajoy y Lapuerta sobre la operación inmobiliaria. "Sí, tuve una reunión en este sentido pero no estaba el señor de Martinsa. Lo que hice fue trasladarle al presidente del partido una información que a él le había llegado, pero exclusivamente eso", dijo el extesorero 'popular'.
Bárcenas aclaró que a Lapuerta le había llegado la información de que podía producirse una adjudicación irregular en Arganda del Rey y de que, en esa operación irregular, "podía estar el señor Fernando Martín, presidente de Martinsa". "Pero no se habló para nada, de nada. Al contrario lo que estaba haciendo el tesorero en ese momento era poner de manifiesto que podía haberse cometido o podía estar a punto de cometerse alguna irregularidad", agregó.