Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Españolas captadas por la yihad

La yihad no es cosa de hombres porque los radicales buscan soldados entre los niños y niñas. En esto sí les da igual el género. Las mujeres no pueden mostrar su cara pero sí pueden darla, pueden incluso dar su vida por su fe. Es el caso de la última española captada por el Estado Islámico, que ha ido a parar a Siria. Es una malagueña, de nombre Tomasa Pérez, que salió del país acompañada de su hijo de 14 años. Su marido está en prisión, acusado por Marruecos de participar en acciones terroristas. Pero Tomasa no es la única. Su predecesora es Lubna Mohamed, una profesora ceutí de 21 años que, en pocos días pasó de lucir melena rubia a hiyab negro. Otro caso es el de la también ceutí Asia Ahmed, que estaría en un campamento entre Siria e Irak. Ella es la mujer de Kokito, un terrorista conocido por su gusto por posar con cabezas cortadas, y desde allí estaría haciendo una importante labor de captación de españolas.