Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Errejón negociará sin líneas rojas pero con la prioridad de un Podemos "transversal" y "útil desde ya"

Cree que, si ganan las tesis de Iglesias, será más integrador que Ramón Espinar en Madrid
El secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, ha afirmado que acude a la negociación sobre el futuro del partido de cara al congreso de Vistalegre "sin líneas rojas", porque no las tiene "con los compañeros ni con Pablo Iglesias", pero ha dejado claro que para él lo "más importante es mantener la transversalidad, una formación abierta que no pide a la gente etiquetas y que es útil desde ya".
"Sin eso no hay Podemos ganador", ha dicho en una entrevista en Telecinco, recogida por Europa Press, en la que ha adelantado que la reunión de este miércoles entre los defensores de las distintas propuestas pretende comprobar en qué ideas están de acuerdo para "incorporarlas e ir todas a una".
A su llegada a la reunión, Errejón ha dicho a los periodistas que la cita es "una señal de voluntad de acuerdos y de acercar posturas" por parte de todos, pero que "lo más importante de la unidad no es proclamarla, la unidad se construye".
"En lo que lleguemos a acuerdos, caminaremos de la mano. En lo que no, decide la gente y el día después de Vistalegre, todos unidos", ha proseguido. En caso de que haya puntos de desacuerdo, ha dicho en la entrevista en televisión, su equipo 'Recuperar la ilusión' presentará sus propuestas y su candidatura --al Consejo Ciudadano--, pero su candidato a secretario general será en todo caso Pablo Iglesias.
"Nosotros tenemos separada la dirección del secretario general. Si no llegamos a un acuerdo, no pasa nada, son primarias, y para que haya primarias tiene que haber diferentes opciones. Yo presentaré una lista coherente con los principios que defiendo pero mi secretario general es Pablo Iglesias", ha explicado. Y ha añadido que ha visto a Iglesias hacer "cosas espectaculares" como "levantar una organización de la nada" o "protagonizar una remontada el 20D".
De hecho, ha dejado claro que no comparte las palabras de Iglesias y alguno de sus colaboradores en las que afirmaron que si gana la propuesta de Errejón sería él quien tendría que asumir el liderazgo. En ese caso, ha dicho, habría que haber optado por otro sistema, uno en el que la gente vote "un solo paquete".
Además, cree que en Podemos ya ha pasado "el tiempo del plebiscito, del todo o nada" y que es una organización que sabe gestionar la pluralidad.
Así, aunque ha admitido que no es viable que una persona lidere el proyecto de otro, ha remarcado que en mucho están de acuerdo y, además, que lo que él propone es "el mismo equipo y las mismas tesis con las que Podemos ganó y llegó al 20D", nada que sea "ajeno al ADN y la historia de Podemos".
Errejón cree que la pluralidad es posible también en caso de que gane Iglesias. A su juicio, la candidatura que ganó en la Comunidad de Madrid --la del 'pablista' Ramón Espinar-- no ha sido integradora, pero él cree que Iglesias "para esto tiene una amplitud de miras mayor".
En todo caso, ha insistido en que asume que haber entrado en este proceso puede pasarle factura en términos de peso y de visibilidad. Entre otras cosas, ha reconocido que "puede pasar" que el representante anticapitalista, Miguel Urban, le reclame dejar de ser 'número dos' de Podemos. Urban ha dicho públicamente que le gustaría que la 'número dos' fuese la líder andaluza, Teresa Rodríguez, pero Errejón ha afirmado que a él no le ha dicho nada.
CON EL PSOE, COMO COLAU O CARMENA
Por otro lado, ha insistido en la necesidad de que Podemos sea útil "desde ya". Según ha dicho, no se trata de "pegarse al PSOE" sino de tener con él una relación como tienen Ada Colau en Barcelona o Manuela Carmena en Madrid, aunque tengan menos escaños.
Para eso, ha apostado por que sea Podemos quien lidere acuerdos, en especial sobre asuntos como la pobreza energética. Errejón ha puesto como ejemplo de liderazgo de Podemos en el Congreso su rechazo a que el ex ministro Jorge Fernández Díaz presidiese la Comisión de Exteriores, porque obligó a oponerse a PSOE y Ciudadanos.