Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Errejón insiste en la necesidad de "ampliar y tender la mano a más gente" para construir una mayoría alternativa al PP

"Llega el momento de construir una organización que, en lo interno, tiene que democratizarse, descentralizarse, para ampliarse", defiende
El secretario de Política de Podemos, Iñigo Errejón, ha afirmado que la formación morada hasta ahora "ha hecho el camino con el poder concentrado en poco sitio y poca gente y, a lo mejor ha tenido que ser así", pero ha reiterado que "es momento de cambiar" porque, según ha asegurado, "nuestras tareas ahora son ensanchar, ampliar y tender la mano a más gente para construir una mayoría alternativa a un Gobierno del PP".
En declaraciones a los periodistas antes de tomar parte en un acto de la formación morada en Eibar (Guipúzcoa), junto a la secretaria general de Podemos Euskadi, Nagua Alba, Errejón ha indicado que es "un honor y un orgullo" recibir las propuestas de Podemos Euskadi de cara a la Asamblea de Vistalegre II, porque ello supone también "recibir una forma concreta de hacer política de forma participada y desde abajo".
En ese sentido, ha recordado que más de 1.300 personas han participado en asambleas y encuentros de discusión en el País Vasco y que, según ha dicho, "ponen sobre la mesa conclusiones que parece que apuntan en la dirección necesaria".
"Apuntan a la plurinacionalidad, a la descentralización, al reparto de juego y a cumplir 'una persona, un cargo' para construir un Podemos más amplio donde quepa todavía más gente y, en lo político, que apuntan hacia el reforzamiento de la Renta Básica y hacia las medidas para la democratización de la economía, para una salida de la crisis, con el conjunto de la población y, sobre todo, con los sectores más populares que han sido más golpeados", ha afirmado. A su juicio, ésta es la dirección en la que Podemos "tiene que caminar".
En esa línea, el dirigente de la formación morada ha recordado que este mismo viernes se ha presentado un documento sobre la cuestión de igualdad, y ha explicado que están por presentarse las propuestas "en términos organizativos". En ese ámbito, ha apostado por construir una organización que "se parezca al país que queremos".
"Si estamos reconociendo que nuestro país es plurinacional, que la forma de organización solo puede ser federal en su estructura pero confederal y con relaciones bilaterales con algunos territorios concretos, eso no solo hay que decirlo hacia afuera, hay que aplicarlo hacia dentro", ha expresado Errejón, quien ha señalado que "hasta ahora ha sido más difícil" porque "estábamos en un permanente proceso electoral".
En su opinión, "ahora llega el momento de construir una organización que, en lo interno, tiene que democratizarse, descentralizarse, para ampliarse", mientras que en lo externo "tiene que demostrar y ser más ambiciosa en mostrar voluntad de gobierno y vocación de mayorías".
Preguntado por las declaraciones de Pablo Iglesias en las que afirmaba que no quería un "partido de barones", Iñigo Errejón ha afirmado que él quiere una formación política "plural" y con "mucho peso de los territorios, de los municipios y de las diferentes realidades territoriales". "Quiero una organización política amplia, que tenga la capacidad de incluir a mucha más gente", ha incidido.
De este modo, ha insistido en que Podemos hasta ahora "ha hecho el camino con el poder concentrado en poco sitio y poca gente y, a lo mejor ha tenido que ser así", pero ha reiterado que "es momento de cambiar" porque, según ha asegurado, "nuestras tareas ahora son ensanchar, ampliar y tender la mano a más gente para construir una mayoría alternativa a un Gobierno del PP que, en lo poquito que lleva, ha protagonizado una subida del 33% del precio de la luz, un pacto vergonzante sobre las cláusulas suelo que permite que los bancos sean los que decidan en qué caso devuelven lo estafado y en qué casos no, y un recorte de 5.000 millones de euros por parte del señor Montoro".
"Hay alternativa, pero esa alternativa hay que construirla y no se construye solo con los que piensan igual, sino atrayendo a mucha gente y para eso hace falta un Podemos que abra la puerta", ha concluido.