Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Errejón pide, tras la carta de Iglesias, no caer en la "telenovela", sino afrontar los debates con "honestidad"

El secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, ha pedido este lunes, tras la carta abierta que le ha dedicado el líder del partido, Pablo Iglesias, que la discusión en el seno de la organización "no se convierta en una discusión privada entre dos dirigentes" ni en una especie de "telenovela", sino que se centre en los debates políticos y organizativos que, a su juicio, "se debe" la formación morada y que deben afrontarse "con honestidad".
Así lo ha señalado Errejón en declaraciones a los medios en el Congreso en respuesta a la carta de Iglesias, en la que su "amigo" y "secretario general", como le ha llamado, le avisa de que no puede pedirle que desvincule su papel de líder del partido de sus ideas.
Errejón ha subrayado que no hay que caer en la pretensión de sus "adversarios" de que Podemos se encierre en sí mismo. "Tenemos que tener cuidado de que la discusión no se convierta en una discusión privada entre dos dirigentes", ha avisado, a la vez que ha reclamado un "debate político de altura" sobre el proyecto político que debe guiar su actuación y sobre un modelo organizativo que permita "democratizar" el partido.
NO PUEDE SER UN DEBATE DE CARAS
"No podemos convertir la segunda Asamblea Ciudadana de Podemos en una discusión entre dos dirigentes. No podemos convertirlo simplemente en un debate de caras, sobre todo porque ahí estamos de acuerdo. Creo que estamos profundamente de acuerdo en no convertir esto en una telenovela privada", ha remarcado Errejón.
En este contexto, el número dos del partido ha subrayado que Podemos no puede "opacar" una "discusión política" que, desde su punto de vista es imprescindible. "La necesitamos y nos la debemos", ha dicho varias veces.
En cualquier caso, ha subrayado que no cree que las "diferencias" sean insalvables y no ha descartado que pueda haber acuerdos antes de la cita de febrero. Eso sí, ha dejado claro que para poder alcanzar pactos cada cual debe poner sobre la mesa sus posturas "con honestidad" y ha rechazado "un acuerdo de cartón piedra".
(SEGUIRÁ AMPLIACIÓN)