Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erkoreka pide negociar el contenido de la transferencia de la SS, pero cree "estrambótico" apelar a la Caja Única

Dice que "no sería ortodoxo" que la transferencia de prisiones estuviera condicionada a que haya una disolución de ETA
El portavoz del Gobierno vasco y consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka, acelerará los trabajos para actualizar la lista de competencias pendientes de traspasar a Euskadi para planteárselas a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, entre ellas "las prioritarias", la de prisiones y la de la gestión de la Seguridad Social. Sobre esta última, ha apostado por negociar su contenido y ha reconocido que existen "límites", como "la unidad del sistema", pero cree "estrambótico" que se apele a la Caja Única de las pensiones, que "no está en el Estatuto ni en la Constitución".
En cuando a la transferencia de prisiones, ha destacado que los poderes públicos vascos son los que, con arreglo al Estatuto, tienen que tener la responsabilidad de gestionar las instituciones penitenciarias de "su ámbito sectorial", y ha considerado que "no sería ortodoxo" que su traspaso estuviera condicionado a que se produzca una disolución de ETA.
En una entrevista concedida a Europa Press, el representante del Ejecutivo vasco ha reconocido que, tras la llamada que recibió el pasado martes de Sáenz de Santamaría para tener un encuentro con el fin de hablar de autogobierno y transferencias a finales de agosto o principios de septiembre, ha pedido a su equipo que acelere los trabajos de actualización de la lista de competencias pendientes de traspasar.
Aunque, en un principio, su propósito "era tenerlos totalmente culminados para el inicio del nuevo curso político", en concreto para cuando vuelva a reunirse la ponencia de autogobierno del Parlamento vasco y se celebre el debate de política general, considera "conveniente" que, cuanto antes, "estén operativos y disponibles" para poder afrontar la conversaciones con el Gobierno central.
Según ha explicado, será a mediados de agosto cuando contacten la vicepresidenta y él, y determinen la fecha en la que se celebrará esa reunión, que tiene su origen en la mantenida entre el lehendakari, Iñigo Urkullu, y el presidente del Gobierno del PP, Mariano Rajoy, el pasado 19 de julio.
Tras asegurar que pretenden que el proceso negociador se desarrolle en "el menor tiempo posible", ha advertido que eso no significa que estén dispuestos "a aceptar cualquier cosa o cualquier transferencia en cualquier condición".
Josu Erkoreka ha asegurado que el Gobierno vasco "negociará con Madrid el cumplimiento del Estatuto tal como está". Por ello, considera que la apelación que se realiza a la Caja Única cada vez que se reclama la competencia de la gestión de la Seguridad Social, es "estrambótica" porque no aparece ni en el texto estatutario ni en la Constitución, sino que es un concepto que "se inventó el Tribunal Constitucional".
Por ello, ha exigido que los que "invocan a la Caja Única ritualmente, sin concretar las consecuencias que de ella se derivan de cara a la competencia", expliquen si "supone el vaciamiento del Estatuto en todo lo que tiene que ver" con esta transferencia. "Estamos en un Estado autonómico en el que ha habido pronunciamientos del TC que han vaciado algunos contenidos del Estatuto", ha denunciado.
Por ello, ha señalado que deben aclarar si, cuando se cita la Caja Única, "se puede pretender sugerir algo similar", aunque también ha precisado que el Gobierno vasco tampoco pretende que la transferencia "no tenga límites", porque, de hecho, "los tiene, como la unidad del sistema, tal como lo establece la disposición transitoria quinta del Estatuto", que prevé la asunción de la competencia "dentro de su carácter unitario y del respeto al principio de solidaridad".
"Pero eso no significa que la competencia esté vacía o no exista. Algún contenido tiene que tener y ese contenido es el que tenemos que definir, concretar, negociar y acordar en la Comisión Mixta de Transferencias, sin que nadie pretenda decirnos que la Caja Única la ha vaciado de contenido y, por tanto, el Estatuto ya no tiene ningún contenido ni ninguna virtualidad en el ámbito de la Seguridad Social", ha subrayado.
Erkoreka cree que, en esas conversaciones, hay que "concretar exactamente qué limitaciones supone la Caja Única", y ha recordado que no piden la transferencia "por capricho, sino porque está expresamente reconocida en el Estatuto".
"Que se invoque a la Caja Única para virtualmente sugerir que no se puede pedir nada en el ámbito de la Seguridad Social y que, si el Estatuto dice algo en relación con la Seguridad Social es algo que ya ha devenido inconstitucional porque está vaciado de contenido por el TC, a mí me parece un poco excesivo. Sería una manera de reconocer que el Estatuto ya no es lo que se pactó", ha advertido.
Por ello, cree que hay que sentarse en la mesa y empezar a negociar esta competencia, que, "como todas tiene sus límites, pero tiene también sus contenidos". Además, ha afirmado que la creación de "una caja vasca" no está contemplado en el texto estatutario y no se planteará en la negociación.
No obstante, no tiene "ninguna duda de que algunas formaciones políticas, de cara a la actualización del autogobierno", plantearán en el Parlamento vasco "una asunción más ambiciosa de la Seguridad Social por los poderes vascos". "Pero, hoy por hoy, en el marco en el que nos tenemos que mover es el del Estatuto", ha precisado.
TRANSFERENCIA DE PRISIONES
En cuanto a la transferencia de prisiones, ha afirmado que también se tratará de llegar a acuerdos, aunque, "desde el año 79, es una transferencia que se ha solicitado en cientos de ocasiones y se ha negado en otras tantas".
"En principio, es una cuestión mucho más sencilla, de cumplimiento de la Ley pura y estricta, de completar un Estatuto que se aprobó, que pensaba yo, que era para ser cumplido, no para ser sistemáticamente incumplido por una de las partes", ha manifestado.
En este sentido, ha defendido que "los poderes públicos vascos son los que, con arreglo al Estatuto, deben tener la responsabilidad de gestionar las instituciones penitenciarias situadas en su ámbito sectorial".
"Luego, los jueces de vigilancia penitenciaria ya tendrán sus competencias y los órganos internos de cada centro penitenciario, las suyas, así como la dirección general de Instituciones Penitenciarias, en la medida que es el órgano que promueve e impulsa la labor normativa y legislativa en esa materia. Nos situaremos, una vez más, en una materia compartida", ha apuntado.
Preguntado por si una posible disolución de ETA facilitaría la transferencia, el portavoz del Gobierno vasco ha señalado que "no debería ser un factor que condicionase las conversaciones encaminadas" al traspaso de competencias.
"Que se condicione el cumplimiento de la Ley a que se produzcan determinadas circunstancias políticas no es muy ortodoxo desde el punto de vista democrático. Las leyes aprobadas democráticamente han de ser cumplidas escrupulosamente", ha indicado.
POLÍTICA PENITENCIARIA
Erkoreka ha señalado que, además, durante el encuentro entre el lehendakari y el presidente del Gobierno del PP, Urkullu tuvo "ocasión de incidir, una vez más, en lo que el Gobierno vasco considera que ha de hacerse en política penitenciaria para que ésta se adapte a los nuevos tiempos, a un momento en el que ETA ya no mata, que ya está desarmada oficialmente, aunque tiene todavía pendiente su disolución"."Es algo que el Gobierno de coalición (PNV-PSE), no solo se lo pide, sino que lo exige", ha apuntado.
Por último, ha afirmado que el Ejecutivo autónomo "apuesta firmemente" por que la disolución de ETA se produzca "lo antes posible" y seguirá "insistiendo" en ello. No obstante, ha rechazado especular sobre la fecha en la que ETA puede poner fin a su existencia, pero ha reiterado que "resultará beneficioso para todos", incluso para la izquierda abertzale.