Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erkoreka dice que "las palabras y los mensajes" del Gobierno central son "más positivos", pero "no suficientes"

Lamenta que, aunque se esté "en una especie de nuevo clima", el Gobierno del PP continúe presentando recursos contra normas del vasco
El portavoz y consejero de Gobernanza y Autogobierno del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha afirmado este miércoles que "las palabras y los mensajes" que traslada el Gobierno central "son buenos y más positivos" pero que "no son suficientes", ya que "las palabras se deben convertir en acciones".
En una entrevista a Bizkaia Irratia, recogida por Europa Press, el portavoz del Ejecutivo autónomo ha recordado al Gobierno de España que, "sea del PP o de cualquier otro partido", tiene "obligaciones y compromisos" que cumplir en Euskadi y que, durante los últimos años, "los ha olvidado y debe recuperarlos".
En este sentido, ha criticado que las obras del Tren de Alta Velocidad en Euskadi "llevan casi paralizadas los últimos cinco años" y que "no haya habido avances importantes". Asimismo, ha lamentado que "no se hayan dado los pasos necesarios" para renovar el Concierto Económico y calcular el Cupo y que el Gobierno central "no haya querido convocar la comisión bilateral".
Josu Erkoreka ha asegurado que el Gobierno vasco "debe exigir y exige" al central que tome en consideración esos compromisos y que "se siente con nosotros y tome decisiones, y da igual que esté el PP o cualquier otro partido en el Gobierno, porque, hoy por hoy, tiene esas responsabilidades".
"Si el panorama político fuera otro, o si nuestro marco jurídico fuera otro, puede que no tuviéramos necesidad del Gobierno central para tantas cosas, pero, a día de hoy, las cosas están así y el Gobierno de Madrid tiene que dar respuesta a las responsabilidades que tiene aquí", ha asegurado.
De esta manera, ha reiterado que "las palabras y los mensajes son buenos y más positivos" y que "siempre es más tranquilizador escuchar mensajes positivos y constructivos", en lugar de "los que escuchábamos en la anterior legislatura", aunque ha recordado que "las palabras no son suficientes".
"Las palabras deben convertirse en acciones, y las acciones aún están por ver. Nos dicen que tiene voluntad de sentarse y reconducir las cosas en torno al Concierto y al Cupo, pero aún no se ha dado ningún paso concreto. Dicen que van a reforzar las infraestructuras que tienen aquí y que van a realizar inversiones, pero está por ver. No es sólo decirlo, hay que hacerlo", ha subrayado.
RECURSOS
Asimismo, ha lamentado que, "aunque estemos en una especie de nuevo clima", el Gobierno central ha continuado presentando recursos contra normas aprobadas por el Ejecutivo autónomo, y que esa actitud "no da a entender que verdaderamente se esté produciendo un cambio profundo".
En este sentido, ha destacado que "es positivo" que ambos Gobiernos estén a punto de cerrar un acuerdo que evite el recurso del central contra de la Ley Municipal vasca, ya que supone "un gesto que va en la buena dirección", pero que también demuestra que, "en años anteriores y también ahora mismo, han realizado gestos que van en la dirección contraria, que hay que corregir para comenzar con nosotros una vía tranquila para el acuerdo".
El portavoz del Gobierno vasco ha indicado que están dialogando y "cruzando propuestas" sobre el recurso planteado por el central contra Ley de Atención Integral de Adicciones y Drogodependencias, y que "no se trata de una cuestión complicada".
"La cuestión de la Ley Municipal era amplia y complicada, e incluso el mismo acuerdo era de cuatro hojas. En el caso de la Ley de Adicciones, es una cuestión puntual, y lo que hay detrás y lo que se necesita es una decisión política. Jurídicamente y técnicamente no tiene mucha complicación", ha asegurado.