Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erkoreka cree que "nadie" en Ciudadanos "estará por la labor de incumplir sistemáticamente la Ley" sobre el Cupo

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, cree que "nadie" en Ciudadanos "estará por la labor de incumplir sistemáticamente la Ley" sobre el Cupo y ha recordado que el acuerdo alcanzado entre las Administraciones central y vasca en esta materia es "estrictamente legal y no perjudica absolutamente a nadie".
En la comparecencia posterior al Consejo de Gobierno, Erkoreka ha sido preguntado por el anuncio realizado este pasado lunes por el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, avanzando el voto negativo de su formación contra el proyecto de ley quinquenal del cupo vasco que el Gobierno llevará al Congreso tras haberlo pactado con el PNV, al considerar que se ha acordado un cálculo "injusto" que considera un "intercambio de cromos".
Erkoreka ha defendido que el pacto sobre el Cupo de la semana pasada "pone fin al desencuentro que ha existido entre los Gobiernos vasco y central en los últimos 10 años, y clarifica y normaliza la relación financiera entre ambos Ejecutivos".
Tras señalar que es un acuerdo "justo, equilibrado y estrictamente legal", ha explicado que "se limita a aplicar previsiones de la Ley", ya que la Ley Quinquenal del Cupo de 2007 preveía un procedimiento de adaptación de los contenidos del Cupo a una hipotética modificación del régimen general de financiación de las comunidades autónomas de régimen común, cambios que se produjeron en 2011, "por lo que estaba pendiente desde esa fecha". "Supongo que nadie en Ciudadanos o en este grupo parlamentario estará por la labor de incumplir sistemáticamente la Ley", ha apuntado.
Por tanto, Erkoreka ha insistido en que se trata de un acuerdo "justo y equilibrado" entre dos ejecutivos que "clarifica" la relación financiera entre ambos y que no perjudica "absolutamente a nadie". "Reunirse bilateralmente para establecer los mecanismos que puedan permitir ejecutar una ley de 2007 y pendiente de ejecución desde 2011, es lo que hemos hecho ahora", ha defendido.