Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erkoreka dice que la alianza de Bildu es como "coaligar a Rouco Varela y a Cayo Lara"

Una imagen de archivo de Josu Erkoreka en el Congreso de los Diputados.EFE

PNV no se ve "incapacitado" para entenderse "con la derecha española" y dice que comparte con PP el apoyo a la empresa

El cabeza de lista del PNV por Vizcaya al Congreso de los Diputados, Josu Erkoreka, ha afirmado que la alianza de Bildu es como "coaligar" al cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, y al líder de IU, Cayo Lara, porque, en su seno, hay "desde numerarios del 'Opus Dei' hasta marxistas leninistas confesos".
Además, ha destacado que su partido no se ve "incapacitado" para entenderse "con la derecha española" y dice que comparte con PP el apoyo a la empresa y a los empresarios, mientras que, para Bildu, es "un personaje feroz al que hay que machacar con impuestos".
En una entrevista concedida a ABC Punto Radio, recogida por Europa Press, Erkoreka ha reiterado que su partido no tiene "miedo en absoluto" a la coalición soberanista porque confía "de verdad en la bondad" de su mensaje y el balance de su labor en el Congreso de los Diputados, "que puede ser y va a ser comprendida por el ciudadano vasco".
"La irrupción de Bildu en el escenario político vasco no significa que el voto del PNV vaya a derivar hacia Bildu porque ellos y nosotros defendemos modelos socioeconómicos completamente distintos, dando por supuesto que, dentro de Bildu, todo el mundo piense lo mismo, porque, en las listas, hay numerarios del 'Opus Dei' y marxistas leninistas confesos", ha añadido.
En su opinión, "eso, en la política española, sería como coaligar a Rouco Varela y Cayo Lara en la misma organización". "Nosotros discrepamos en muchos aspectos, en todo lo que se refiere a la política social y económica. Donde sí se van a producir cambios es en el reparto de los escaños", ha aseverado.
En esta línea, ha señalado que "ahí el perjudicado no tiene que ser el PNV, cuando el número de escaños es limitado en la Comunidad Autónoma Vasca". "Hay 18 en juego, irrumpe en el escenario un nuevo contendiente que exige participar en el reparto. Lógicamente, ahí se va a producir una reasignación que afectará a las formaciones políticas que se beneficiaban de los últimos restos en la repartición de escaños y eso puede ser el PNV o cualquier otra formación política", ha añadido.
El cabeza de lista del PNV por Vizcaya al Congreso ha afirmado que él puede "compartir con Bildu el sentimiento de pertenencia a una nación vasca y la necesidad de que esa nación vasca tenga que tener un reconocimiento, suponiendo que, dentro de Bildu haya gente que, de verdad, comparte esto, y su reivindicación no sea parte de una estrategia revolucionaria que incorpora al nacionalismo solamente como banderín de enganche para atraer adeptos".
Asimismo, ha manifestado que, con el PP, puede "compartir también cierto sentimiento humanista de fondo, una cierta manera de abordar el mundo de la familia, de la empresa, la importancia del esfuerzo del trabajo bien hecho, de crear un marco favorable al funcionamiento y al desenvolvimiento de las empresas para favorecer el crecimiento económico".
"Comparto también algunos planteamientos que en Bildu no tendrían mucho éxito, porque en Bildu se mira con mucho rechazo a la idea de la empresa, el empresario es un personaje feroz al que hay que machacar con los impuestos", ha señalado.
NUEVO ESTATUS
El candidato del PNV ha manifestado que "se abre un periodo de esperanza en el que hay muchos retos por delante, entre otros construir la convivencia, trabajar la concordia y también dar cauce a una demanda importante de la sociedad vasca que lo que plantea es un nuevo estatus político, una reforma del estatus político que sitúe a Euskadi en un plano de igualdad, de equiparación y de mutuas garantías en relación con el Estado".
A su juicio, se trata de "una reivindicación histórica" del PNV que ahora que existe un escenario sin violencia, "puede plantearse con libertad y sin ningún tapujo de ningún tipo".
El candidato jeltzale ha subrayado que, cualquier reforma del estatus político "es un planteamiento que tiene necesariamente que contar con un consenso mayoritario" y ha dicho que plantean "un procedimiento de reforma que arranque de las instituciones vascas, que cuente con un pacto político, con un acuerdo institucional y, después, con el refrendo de los ciudadanos".
No obstante, ha indicado que, "en cualquier caso", siempre se debe dar "desde una mayoría cualificada de los vascos que avalen cualquier reforma que haga referencia a su marco de convivencia". "Este planteamiento que estoy expresando cuenta o puede contar con un aval mayoritario en la sociedad vasca", ha aseverado.
RELACIONES CON EL GOBIERNO
Josu Erkoreka ha reconocido que "se trabaja mucho mejor manteniendo buenas relaciones con el partido que esté en el Gobierno en España", y ha recordado que, en esta legislatura, han tenido "un razonable entendimiento con el PSOE".
"Pero no es menos cierto que en los ocho años que duró el mandato de Aznar en la primera legislatura, no solamente apoyamos su investidura, sino que, además, mantuvimos una relación fluida y constante a lo largo de todo el mandato que nos permitió colaborar fructíferamente", ha manifestado.
Asimismo, ha dicho que "es cierto que, después, las cosas cambiaron radicalmente y que, a lo largo de la segunda etapa, en la mayoría absoluta de Aznar el entendimiento previo se convirtió en desencuentro radical". "No creo yo que estemos estructuralmente incapacitados para entendernos con la derecha española, lo hemos hecho en el pasado y puede ser posible hacerlo en el futuro", ha precisado.
DÍA DE LA MEMORIA
El dirigente del PNV ha lamentado que en el Día de la Memoria no ha habido consenso porque le da "mucha pena", pero ha destacado que sí ha habido un acuerdo "en todo el marco normativo que se refiere a la cobertura, amparo y respaldo que se les da a las víctimas".
"Yo estoy de acuerdo con que las víctimas tienen que construir el eje central de la memoria democrática siempre que miremos atrás y recordemos el fenómeno de ETA y creo que debemos seguir esforzándonos las fuerzas políticas en alcanzar consenso en torno a la configuración de ese amparo, respeto y reconocimiento que tenemos que depararles", ha indicado.
Asimismo, ha apostado porque, en el futuro, esos consensos se vayan ampliando "también a los aspectos relativos a la celebración" del Día de la Memoria.