Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Equo manifiesta su disposición a participar en un Gobierno progresista y de izquierdas

Los diputados de Equo, en bici al CongresoEFE

El órgano de máxima representación territorial de Equo ha aprobado una resolución a favor de un Gobierno de izquierdas y progresista, y ha mostrado su disposición a que sus integrantes participen y apoyen ese pacto, que sometería a la consulta de su afiliación como ha hecho en las anteriores ocasiones.

En la resolución, la formación recoge que consideran que las últimas elecciones generales suponen "una oportunidad que la ciudadanía ha abierto con su voto para que haya un Gobierno de cambio". Además, han valorado que, tras los cuatro años del PP, se vive una situación de "creciente desigualdad" que hace que sea necesario un gobierno de cambio que "ponga a las personas y al planeta en el centro de las políticas".
Equo ha hecho un llamamiento a las demás fuerzas políticas "que han reiterado su voluntad para no apoyar un Gobierno continuista de los recortes y la corrupción", a comenzar las negociaciones para conformar este gobierno de cambio.
La formación ha resumido las principales decisiones de este último Gobierno en "un aumento de la desigualdad, recortes sociales y pérdida de derechos" y ha aseverado que "la consolidación de prácticas clientelares" ha llevado a España a ser "uno de los países europeos con mayor índice de corrupción".
Por esto, Equo ha considerado imprescindible que el nuevo Gobierno incorpore como prioridades la lucha contra el cambio climático mediante un cambio de modelo energético con un "nuevo sistema productivo sostenible que no sea depredador de personas y recursos", promoviendo el autoconsumo solar o la agricultura y ganadería ecológicas, "siempre garantizando los derechos laborales".
También reformas en el sistema político para "erradicar la corrupción, democratizar la vida política y poner fin a las tensiones territoriales", y lanzar un pacto de Estado contra la violencia machista.