Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Embajada de Venezuela en España rechaza la moción del Senado que exige la liberación de presos y pide responsabilidad

La embajada de la República Bolivariana de Venezuela en España ha cargado contra la moción que este miércoles fue aprobada en el Pleno del Senado para exigir al Gobierno venezolano la "inmediata" liberación de todos los presos políticos, al mismo tiempo que ha pedido "responsabilidad" a los actores políticos españoles.
"Hacemos un llamado a la responsabilidad de los actores políticos en España, para que cese el respaldo directo o indirecto a quienes promueven la violencia en Venezuela y se colabore de forma coherente con el diálogo, al que insistentemente ha convocado el gobierno venezolano", señala el comunicado de la Embajada, remachando: "Denominar presos políticos a personas juzgadas y halladas responsables de graves delitos (...) es un irresponsable cinismo".
La iniciativa, impulsada por el PP, contó con el apoyo de 'populares', socialistas y el PNV, mientras que Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea y ERC se abstuvieron. Solamente se registraron dos votos en contra de la moción de dos senadores integrados en Unidos Podemos.
Desde la Embajada de Venezuela en España, han denunciado "la gravedad" de la moción aprobada en "tan alta institución como el Senado" dado "su carácter injerencista, sesgado y lleno de falsedades": "Es inaceptable la grosera manipulación que convierte a los victimarios en víctimas", apunta. Además, considera que existe un intento de "sembrar la idea de una represión que no existe o estigmatizar como violento al pueblo chavista".
"España no debería ser cómplice de la violencia en Venezuela", recalca la embajada en el comunicado, donde insiste en que la oposición "se niega" al diálogo: "En Venezuela no hubo ni hay un autogolpe de Estado", remarca.
El texto de la iniciativa defiende "la democracia y libertad de los ciudadanos de Venezuela" ante la "deriva totalitaria" del país. Durante el debate parlamentario, gran parte de la oposición rechazó las "lecciones" del PP sobre democracia y denunciaron el uso "irresponsable" que, a su juicio, se hace de Venezuela "para hacer política interna".