Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Elorza (PSE) desconfía de que el TAV pueda estar en marcha en 2023 si "no están firmados los compromisos"

El diputado del PSOE por Guipúzcoa Odón Elorza ha mostrado su "desconfianza total" ante la posibilidad de que el Tren de Alta Velocidad (TAV) pueda estar en marcha en Euskadi en 2023 hasta que el Gobierno del PP "no firme los compromisos", porque "en cinco años no ha querido gestionar el impulso de las obras de la Y vasca".
En declaraciones a Europa Press, Elorza ha asegurado que le parece "muy bien" que existan, en estos momentos, conversaciones entre el Gobierno vasco y el central sobre el TAV "porque hasta ahora ha habido pocas", pero ha asegurado que "desconfía totalmente" de que lo que pueda prometer el Ejecutivo de Mariano Rajoy hasta que "no esté firmado".
La consejera de Desarrollo Económico y Infraestructuras del Gobierno vasco, Arantxa Tapia, afirmó el pasado 2 de diciembre que las obras del Tren de Alta Velocidad podrían concluir a partir de 2023, siendo "optimistas".
Odón Elorza ha insistido en que el Ejecutivo central "se ha dedicado a adjudicar desde Adif obras de la Y vasca, en particular de la zona del nudo de Bergara y en Guipúzcoa, con bajas temerarias del 50%, que han provocado retrasos de tres años más en la culminación de las obras", mientras que algunas de ellas "no se llegaron a iniciar".
"ENGAÑO PERMANENTE"
A su juicio, ha sido "una jugada muy hábil" del PP, que aseguraba que ya había adjudicado obras y que no era su responsabilidad que no acometieran por los adjudicatarios" las obras. "Hemos vivido instalados en un engaño permanente por parte del PP y Ana Pastor durante cinco años, y ahora será imposible recuperar el tiempo perdido", ha asegurado.
Para el diputado guipuzcoano, "lo fundamental" es tener un plan director de la Y vasca que aprueben el ministerio y Adif, "y que establezca compromisos con fechas concretas, con unos objetivos de calendario, para poder crear confianza en que las obras van a avanzar con decisión".