Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Valenciano acusa a Cospedal de echar "gasolina al fuego"

Valenciano pide a las mujeres españolas declarar "persona non grata" a GallardónEFE

La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha acusado este sábado a la secretaria de general del PP, María Dolores de Cospedal, de echar "un poquito de gasolina al fuego" al calificar de "nazismo puro" los 'escraches', en lugar de "estar a la altura del papel institucional y político que le corresponde".

"La obligación de los poderes públicos es la de ser capaces de combinar el respeto a la libertad de expresión y manifestación junto al legítimo derecho a la privacidad y la seguridad de todas las personas", ha señalado Valenciano en un mensaje publicado en su perfil de la red social Facebook, recogido por Europa Press.
En este sentido, la número dos del PSOE señala que para "resolver situaciones vitales que están llegando al límite" hace falta "respeto y sensibilidad" así como "escuchar y actuar", y no "justo lo contrario", que es lo que, a su juicio, ha hecho Cospedal con sus declaraciones de este sábado. "Ella, como siempre, echando un poquito de gasolina al fuego", ha criticado.
Así, Valenciano ha asegurado que aunque considera que manifestarse en la puerta de los domicilios privados de los representantes políticos es "una coacción que no solo castiga al político sino también a su familia, y ¡no digamos si hay menores en la casa!", cree que también hay que entender a las familias desahuciadas.
"Las plataformas antidesahucios afirman no ejercer ningún tipo de violencia y pretenden solo que el político escracheado les escuche. En todo caso, mi opinión es que el domicilio privado --aunque sea de un diputado-- debe ser preservado por una cuestión de seguridad y de legítima intimidad. Pero también entiendo que las familias que han sido expulsadas de sus viviendas, tienen hij@s, personas mayores a su cargo, etc. a los que no han podido proteger del miedo y la desesperación, y que de ello nace su comprensible indignación", ha explicado.