Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maíllo insta a Andalucía a coger "el relevo de la antorcha" del pueblo griego

Mitin en Jaén de Antonio Maíllo, candidato de Izquierda Unida a la presidencia de la Junta de AndalucíaEFE

El coordinador de IULV-CA y candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Antonio Maíllo, y el candidato al Gobierno de la nación, Alberto Garzón, han protagonizado este viernes el primer mitin juntos en esta campaña electoral, de cara a las próximas elecciones andaluzas, en el que Maíllo ha instado a Andalucía a coger "el relevo de la antorcha del pueblo griego y que se ponga al frente de la reconstrucción de políticas de la Unión Europea (UE)". Y Gargón ha culpado de "la inestabilidad y del caos" existente en el país a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

En un acto público en Jaén, ante unas 300 personas, Antonio Maíllo ha remarcado que el próximo 22 de marzo los andaluces "se juegan algo más de cuatro años de gobierno, se juegan la sociedad de los próximos 15 ó 20 años" y, ha proseguido, Andalucía "tiene dos opciones: ser sumisa a Madrid y a Bruselas o coger el relevo de la antorcha del pueblo griego, que exija un cambio en Europa".
Tras asegurar que estará un tiempo en política pero que volverá a dar clases --cabe recordar que es profesor de instituto--, que es lo que, a su juicio, "debería hacer todo el mundo en política", ha subrayado que a IU "no se la van a dar con queso", refiriéndose a que cuando el Gobierno habla de creación de empleo, "es una falta de respeto porque cuando una persona se jubila con un sueldo de 1.600 euros se crean tres puestos que cobran 500 y eso no da para vivir con dignidad". Por tanto, señala que "no se está creando empleo, sino que se está desguazando".
Por otro lado, ha dejado claro que al día siguiente de llegar al Gobierno, si los andaluces confían en él, va a aprobar una Ley Integral de Agricultura, "porque hay que conseguir que el valor añadido del aceite se quede en Jaén y no vaya a parar a los fondos buitres".
Se trata de una ley que "protegerá a los pequeños productores frente a los grandes distribuidores y potenciará el papel de la mujer porque el proyecto de IU es de igualdad", así como impedir que los jóvenes formados se vayan fuera de España porque "de la crisis se saldrá gracias a su formación de una manera igualitaria". A su vez, ha insistido en la necesidad de reindustrialización para "evitar un desierto industrial".
En esta línea, ha remarcado que aún está esperando "respuesta" por parte del PP y PSOE sobre el Tratado de Libre Comercio, que supone "una amenaza para el campo andaluz y que entren a degüello explotaciones de grandes dimensiones", a lo que ha añadido que "no responden porque están de acuerdo". Por tanto, les ha pedido que "no vengan con gaitas defendiendo al campo andaluz cuando están a favor de su destrucción".
A su vez, les ha instado a que cambien el artículo 135, "base y principio del sufrimiento de los ciudadanos". Así, les ha lanzado un mensaje a ambos partidos de que "no se quejen cuando dicen que se han deteriorado los servicios públicos".
Del mismo modo, ha subrayado la apuesta económica de su formación con la aprobación de una banca pública, que "dé crédito a quien lo necesite" porque, según ha insistido, IU "gobernará a favor de la mayoría social y no a favor de los grandes empresarios ni de los banqueros".
"Ser rojos y decentes"
Maíllo ha recordado que el PSOE "echó del Gobierno" a IU por ser "rojos y decentes", es decir "pedir la banca pública y una renta básica y por querer poner en marcha una comisión de investigación para combatir los casos de corrupción y ellos están hasta arriba", a la par que ha lamentado que "ninguno haya pedido perdón públicamente a los ciudadanos".
Por todo ello, ha pedido el voto porque "frente al bipartidismo hay alternativa y se llama IU", que tiene "claro lo que quiere: gobernar para la mayoría social y la defensa de los servicios públicos, como la sanidad, la educación o el agua, que no tiene que ser de los Florentino Pérez, sino del pueblo".
Por último, ha hecho hincapié en que el andaluz es "un pueblo digno y no le tiene que decir nadie si coge la caña o pesca", refiriéndose a las palabras del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.
Garzón "culpa" a Díaz y a Rajoy del "hambre"
Para Alberto Garzón, "el PP quiere convertirnos en idiotas y nuestra misión es negarnos porque la política es muy importante", a lo que ha añadido que "cuando decimos que somos de izquierda lo decimos porque para nosotros es una concepción ética" y considera que "gente que utiliza las tarjetas 'blacks' o roba dinero de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) no son compañeros de izquierda".
En esta línea, ha argumentado que cuando ellos "presumen" de líderes "hablan de los que acaban en los consejos de administración de empresas que han favorecido", refiriéndose a los expresidentes Felipe González o José María Aznar, sin embargo los referentes de IU son "personas como Julio Anguita o Antonio Romero".
Por ello, ha subrayado que "hasta la propia Constitución parece de extrema izquierda", citando al artículo 128, que dice que "toda la riqueza del país tiene que estar subordinada al interés general", a lo que ha añadido que se trata de "una batalla ideológica".
A su juicio, "democracia es que la gente pueda vivir su vida con dignidad". Por ello, entiende que las próximas elecciones, autonómicas y generales, "no son simples elecciones sino que se disputa un nuevo orden social y cómo van a vivir las próximas generaciones".
"Recuperar la política noble"
"Tenemos que recuperar la política noble", ha enfatizado Garzón, quien ha insistido en que "un país desarrollado no puede permitir que la gente pase hambre" y ha abogado a su vez por "nacionalizar a las grandes empresas porque necesitamos grandes instrumentos para hacer políticas".
Sin embargo, asegura que el PP y PSOE "utilizan la Constitución como parapeto para esconder sus intenciones y sólo hablan del artículo 135", pero ha remarcado que IU "tiene la esperanza de construir un nuevo país porque para reconquistar los derechos no se pide permiso".
Por último, ha instado a la ciudadanía a "tener compromiso social para poder satisfacer sus necesidades", así como a "hacer de IU un instrumento útil para la sociedad".
Por último, ha destacado que su formación "ha conseguido paralizar muchos desahucios" y ha abogado por realizar tres desahucios más: "el de la tristeza y la derrota; el del PP de todas las instituciones y el de la Casa Real. Salud y República", ha concluido.