Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santamaría culpa a Sánchez de hacer elegir a los votantes entre el PP o Podemos

Soraya Sáenz de SantamaríaEFE

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, considera que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, debería haber "reflexionado" antes de ir de nuevo a las urnas porque está haciendo correr un "riesgo" a su partido, que puede quedar relegado a tercera fuerza política y "al final" tener que elegir entre el PP o Podemos. A su entender, la pregunta del "millón de dólares" es con quién prefiere pactar el Partido Socialista.

En una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, Sáenz de Santamaría ha indicado que el secretario general del PSOE ha llevado a su partido a "un extremo" de forma que el debate que se está produciendo en este momento "no es quien va a ganar" las elecciones --"que parece claro"-- sino "quién va a quedar segundo o tercero".
La vicepresidenta del Gobierno ha señalado que Sánchez podía haber evitado ir a las urnas "apoyando de múltiples maneras" al PP y debería haber "reflexionado" y pensado la situación antes de poner "en riesgo" al PSOE porque puede que "al final" si es tercera fuerza tenga que plantearse a quién va a apoyar.
"Nosotros le hemos propuesto al PSOE un gobierno de coalición. La pregunta es ¿el señor Sánchez qué prefiere? ¿qué gobiernen los constitucionalistas, es decir el PP como primera fuerza en sus múltiples variantes o un partido más instalado en la radicalidad? Nosotros no somos dudosos. Creo que ésa es la pregunta del millón de dólares, qué prefiere el PSOE", ha proclamado.
La socialdemocracia no pacta con populistas
Además, ha aprovechado para recalcar a Sánchez que la "socialdemocracia en 15 países de la UE" tiene la "suficiente personalidad para saber que la estabilidad en esos Estados" la da pactar con formaciones como el Partido Popular, sin dejar que esos Ejecutivos caigan en manos de "populistas de uno u otro signo".
Dicho esto, la portavoz del Ejecutivo ha recordado la situación de inestabilidad que se vive en Cataluña con la CUP y ha añadido que Pablo Iglesias quiere "tener un control de los medios de comunicación", algo que le parece "poco constitucionalista" porque la libertad de información es un "principio clave" en el funcionamiento de un sistema democrático.
Preguntada expresamente cómo se define ideológicamente, la vicepresidenta del Gobierno ha asegurado que se considera una persona de centro, "bastante moderada" en sus planteamientos, con "un punto liberal" pero también "social".
Niega que se esté polarizando la campaña
Sáenz de Santamaría ha negado que el PP esté polarizando la campaña y ha asegurado que lo que están haciendo es una "campaña en positivo" y "explicativa" de lo que han hecho estos años y lo qué hay que hacer ahora para afianzar la recuperación económica.
Además, ha subrayado que el PP no le dice a ningún partido lo que tiene que hacer y en este tiempo de campaña no se va a "meter en la gobernanza interna de los partidos". "No somos quien para poner y quitar lideres en los partidos", ha afirmado, si bien ha advertido de que "los liderazgos fuertes permiten a los partidos tomar decisiones".
Al ser preguntada por las tesis que apuntan a que el Gobierno del PP ha dado aire a Podemos, Sáenz de Santamaría ha respondido que "eso es una leyenda urbana". "Nosotros a la única cometa que damos hilo es a la cometa del PP, a su política institucional, económica y social", ha aseverado, para agregar que un ejemplo de que no dan "hilo" al partido de Pablo Iglesias es que no han pactado con ellos "ni una escoba".
En cuanto a las declaraciones de la exlíder de UpyD asegurando que Moncloa había dado cancha a Pablo Iglesias y al 15M en perjuicio del PSOE, la vicepresidenta ha indicado que ella no lee "mucha ciencia ficción" y ha dicho que en política hay que ser "prudentes antes de comprar esas teorías". Dicho esto, ha subrayado que en la pasada legislatura han estado centrados en salir de la crisis y lo que no han hecho es "enredar con otros y en otros partidos". En su opinión, hay que tener "ojito con imputarle a la gente cosas que uno no tiene certificadas".