Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ximo Puig agradece a Mónica Oltra su apoyo para ser presidente valenciano

Acuerdo programático entre Mónica Oltra y Ximo PuigEFE

El secretario general del PSPV y candidato a la Presidencia de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, este viernes ha agradecido "personalmente" a la candidata de Compromís, Mónica Oltra, y a Compromís su apoyo para ser el presidente de un futuro gobierno autonómico y ha declarado que la propia Oltra tendrá un papel "relevante" en el ejecutivo autonómico.

Puig, que ha realizado estas declaraciones en rueda de prensa, ha asegurado que ser presidente de la Generalitat es el "honor más grande que puede tener un valenciano" y la "responsabilidad más grande".

En relación a la propuesta de Consell trasladada por Compromís, ha dicho que es un "punto de partida interesante para empezar a hablar". En este sentido, no ha aclarado si Oltra sería portavoz, pero ha afirmado que habrá "un presidente y una vicepresidenta".

El secretario general del PSPV, a preguntas de los medios, también ha dicho que "no hay líneas rojas" en cuanto al número de consellerias, al tiempo que ha pedido "no entrar en debates sobre las consellerias", ni en un "juego de nombres" de estos departamentos.

Preguntado por si le "preocupa" la proporcionalidad de las consellerias que propone Oltra --cuatro para PSPV, cuatro para Compromís y dos para los que se acuerde con Podemos--, Puig ha dicho que "lo que menos preocupa" es la aritmética de esta distribución. "Tiene que haber un gobierno y tiene que haber confianza entre los miembros del gobierno, eso es fundamental", ha declarado.

De esta manera, ha apostado por negociar una composición de gobierno con una "mentalidad abierta, inclusiva y muy responsable" y ha señalado que la confianza "se gana hablando, trabajando y teniendo un objetivo común" porque de lo que se trata es que dentro de cuatro años "podamos decir que la Comunitat está mejor".

Características del Gobierno

Para el dirigente socialista, este nuevo gobierno debe tener tres características principales. En primer lugar, debe ser "para todos los valencianos, sin distinción de a quién han votado" y a ellos se ha dirigido para decirles que van a crear un gobierno hecho "desde el no partidismo, la no confrontación y sí a la convivencia".

En segundo lugar, el nuevo ejecutivo debe ser "austero, eficaz y profesional" y, en tercer lugar, "paritario, transversal y capacitado para dar respuesta a los problemas inmediatos de los valencianos". Asimismo, ha asegurado que será "combativo" para defender el interés de los valencianos "aquí o donde toque".

Instituto Valenciano de Finanzas

Inquirido por las medidas que adoptará el nuevo Consell y la posibilidad de que el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) se convierta en un banco público, Puig ha descartado esta idea: "No va a haber un banco público", como pudo ser en su día Argentaria, ha comentado.

El IVF, ha continuado, "ya es en cierta medida banca pública" porque "sí se han dado préstamos" desde este organismo y "pronto sabremos a quién se han dado". De esta manera, y "dado que hemos perdido el sistema financiero valenciano, hay que hacer que "sirva con lealtad al interés general", especialmente en los campos relacionados con la innovación, ha apuntado

Acortar plazos

Por otro lado, ha informado de que solicitará a los grupos parlamentarios "acortar los plazos" para que el debate de investidura "sea lo más pronto posible".

En relación a las tensiones que se han producido durante este periodo de negociaciones, Puig entiende que "se podrían haber hecho las cosas de otra manera", aunque "probablemente haya desencuentros como hay en gobiernos monocolores" y "no hay que darle más importancia de la que tiene la situación". Tras esto, apuntado que hay que "mejorar la cultura de gobiernos de coalición" y eso se consigue "mejorando la comunicación".

Preguntado por la situación en la que se puede encontrar y lo que se puede encontrar el nuevo gobierno en la Generalitat, Puig ha reconocido que "sí preocupa" porque "de todas las noticias que tenemos, ninguna es especialmente positiva".

En este punto, ha incidido en que no pretende dirigir un gobierno "basado en el rencor sino basado en la esperanza", aunque "es verdad que, desde un punto de vista de fiscalización y de defensa del interés general, tenemos que saber la verdad de lo que ha pasado".