Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy rechaza los Gobiernos de "tecnócratas"

Recalca que son los buenos gobernantes los que hacen grandes cosas

El líder del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, ha insistido este miércoles en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) en sus críticas a que los nuevos Gobiernos de Grecia e Italia no hayan salido de las urnas y ha vuelto a defender a los "buenos políticos" porque son ellos los que "han hecho las grandes cosas a lo largo de la historia".
En su segundo mitin en la provincia de Barcelona en la campaña electoral, Rajoy ha denunciado que parece que "nadie" ha "reparado suficientemente" en que hay países en Europa que "están presididos por personas que ni siquiera se han presentado a las elecciones" y ha llamado a una "reflexión".
Por su parte, ha insistido en rechazar que en Europa se esté viviendo una "crisis de la política" y haya que "poner a tecnócratas" para solucionar la situación económica. "Creo en la democracia y en los buenos políticos", ha remachado.
Además, y ante los más de 4.000 catalanes que han abarrotado el polideportivo L'Hospitalet Nord y le han recibido con gritos de 'presidente, presidente', ha explicado que se presenta a las próximas elecciones para "tomar decisiones" que permitan salir de la crisis y porque la economía española "no soporta más la 'política del avestruz'". "No se puede esconder la cabeza por más tiempo esperando que se marche el león, porque sin decisiones la crisis seguirá ahí", ha afirmado.
Rajoy ha vuelto a centrar su discurso un día más en la difícil situación económica, con el objetivo de que España comience a "crear empleo", y en comprometerse a liderar un Gobierno formado por personas "competentes" que lidere un proyecto en el que quepan "todos los españoles".