Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Ejecutiva 'de la militancia' cuenta con el menor apoyo interno en 20 años

El 39 Congreso Federal ha respaldado este domingo con un 70,5 por ciento la Ejecutiva propuesta por el secretario general, Pedro Sánchez, que presentó como el reflejo de la militancia, y si bien ha aumentado el margen con el que ganó las primarias, se ha convertido en el directorio con menor apoyo en 20 años, similar al respaldo del equipo diseñado por Joaquín Almunia en 1997.
La de Sánchez, una Ejecutiva en la no ha integrado al bando 'susanista' y en la que no hay hueco para los barones, ha cosechado el apoyo más bajo en las últimas dos décadas. La Ejecutiva que propone el secretario general, al igual que una parte de los miembros del Comité Federal se somete a votación de los delegados que participan en el Congreso Federal, en esta ocasión en torno a un millar.
Para encontrar un respaldo inferior al 75 por ciento hay que remontarse a 1997, cuando el secretario general, Joaquín Almunia, logró un apoyo del 73 por ciento, aun así mayor al de Sánchez este domingo.
Con su Ejecutiva el socialista madrileño ha mejorado el apoyo que recabó en las primarias, donde se hizo con el 50,26 por ciento de los votos frente a la presidenta andaluza, Susana Díaz, que cosechó un 39,9 por ciento y el 9,8 por ciento del exlehendakari, Patxi López. Pero este margen contrasta con el tercio de delegados que ha votado en blanco al equipo de Sánchez, y es que en estas votaciones es la única forma permitida para expresar disensión pues no se puede votar en contra. Este domingo la nueva Ejecutiva ha cosechado 674 votos a favor, 274 votos en blanco y 8 votos nulos, en total un 70,5 por ciento de apoyos.
El propio Sánchez hace tres años tras derrotar a Eduardo Madina en las primarias, vio como el Congreso aprobaba su dirección con un altísimo 86,19 por ciento de los votos. Cifra similar a la registrada en 2000, cuando José Luis Rodríguez Zapatero obtuvo un abrumador 90 por ciento de respaldo, mientras que en 2012, el 38 Congreso celebrado en Sevilla aprobó el equipo de Alfredo Pérez Rubalcaba con un 80,42 por ciento.
Asimismo, el Comité Federal ha sido aprobada con un 70 por ciento de apoyos, contando con 674 votos a favor 271 blancos y 11 votos nulos. Mientras que el equipo de Ética y Garantías ha contado con 702 votos a favor, 249 en blanco y 5 nulos, cosechando un 73,43 por ciento de respaldo.