Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Egibar(PNV) apuesta por "una reforma profunda o un cambio radical" del estatus en Euskadi y por una consulta habilitante

EH Bildu advierte de que no admitirá que no se haga esta legislatura y el PP dice que es difícil llegar a acuerdos si se quiere autodeterminación
El portavoz parlamentario del PNV, Joseba Egibar, ha apostado por "una reforma profunda o un cambio radical" del estatus en Euskadi y por una consulta habilitante, que se produciría una vez aprobado un texto en el Parlamento vasco con el objetivo de comprobar el respaldo social que tiene antes que remitirlo a las Cortes Generales.
Por su parte, EH Bildu ha advertido de que no admitirán que esto se posponga a otra legislatura, Elkarrekin Podemos ha afirmado que el nuevo estatus no significa solo derecho a decidir, mientras que el PSE-EE ha emplazado a "no azuzar discrepancias" porque se trata de definir "un futuro común en comunidad", y el PP ha considerado que será difícil llegar a un acuerdo si se pretende "la autodeterminación y la independencia".
En la tertulia de Radio Euskadi de 'El Parlamento de las Ondas', recogida por Europa Press, Egibar ha considerado que los vascos tienen "que actuar como un pueblo mayor de edad que asume la responsabilidad de la gestión de todas" sus políticas públicas y que quiere "definir todas aquellas cuestiones que afectan" a su desarrollo político.
En este sentido, ha señalado que, cuando se constituya la ponencia de autogobierno en el Parlamento vasco --para lo que jeltzales y socialistas ya han presentado una iniciativa-- todos los partidos tendrán su "responsabilidad" en esta cuestión.
El representante jeltzale ha afirmado que algunos, como su partido, EH Bildu y Elkarrekin Podemos, hablan de "una reforma profunda del actual estatus o un cambio radical".
A su juicio, hay que "hacer un esfuerzo de definición de las bases y principios" para configurar "todo un proyecto político", con un proceso "participativo". Posteriormente, según ha apuntado, el PNV defiende que haya una consulta habilitante para que "la ciudadanía pueda expresar o validar que el proyecto que sale de la Cámara lo avala o no, para poder negociarlo".
En esta línea, ha apuntado que, si se quiere "actuar como un pueblo en la defensa del autogobierno existente y en la definición y proyección del estatus futuro, cada cual tendrá que asumir su propia responsabilidad". "El PNV no la va a eludir", ha asegurado, para recordar que el 76% de la Cámara está a favor del derecho a decidir.
"RETRATARSE"
El parlamentario de EH Bildu Iker Casanova ha manifestado que "cada uno se va a retratar con sus hechos y en un tiempo muy corto" sobre el tema del nuevo estatus. En este sentido, ha dicho que ahí se verá si las palabras de Joseba Egibar sobre que una gran mayoría del Parlamento es favorable al derecho a decidir "se traduce en hechos favorables".
A su juicio, hay hechos "muy preocupantes" como que la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, haya optado por "una estrategia dilatoria en todo este proceso, afirmando que incluso es posible que no concluya en esta legislatura". "Esto sí que es un tema que no vamos a pasar", ha aseverado.
En este sentido, ha recordado que EH Bildu advirtió de que "meter al PSE-EE en el Gobierno iba a suponer un obstáculo para la materialización del derecho a decidir". "Y ya estamos viendo como se está empezando a materializar, pero, en el camino nos encontraremos, y ojalá la mayoría del país nos encontremos en el derecho a decidir", ha insistido.
Por su parte, la parlamentaria del PSE-EE Alexia Castelo ha dicho que "se equivoca" quien, "quiere azuzar las discrepancias respecto a la ponencia de autogobierno" en un momento en el que hay que "decidir el futuro en común en comunidad" y abordar la mejora del autogobierno.
"Hay que ver ahora cómo casamos todas las propuestas de todos los grupos porque somos todos y muy diversos. Si aquí estamos hablando o jugando a los porcentajes de la Cámara, partimos de una base mala de enfrentamiento de bloques", ha asegurado.
A su juicio, en la actualidad, se necesita "serenidad, tranquilidad, comenzar, sin imposición y sin previos prejuicios en este tema". "Desde luego, nosotros no hemos hecho ninguna maniobra dilatoria", ha replicado la dirigente del PSE-EE a Iker Casanova.
En este sentido, ha aclarado que lo que ha dicho Idoia Mendia es que no se pueden poner plazos en este momento. "Es más, creo que, quien en su momento puso plazos anteriormente, reconocen que fue un error hacerlo", ha indicado.
Por ello, ha instado a "trabajar en la ponencia de autogobierno" para llegar entre todos "a unos consensos mínimos y ver cómo se avanza, pero, desde luego, no desde las prisas ni desde la imposición de porcentajes" en el Parlamento.
IDEAS DIFERENTES
Además, el dirigente de Ezker Anitza-IU y parlamentario de Elkarrekin Podemos Jon Hernández también ha coincidido en que "se empieza mal" si se comienza a hablar de porcentajes. "Porque es verdad que hay tres fuerzas --PNV, EH Bildu y su grupo-- que estamos por el derecho a decidir, pero también es verdad que tenemos ideas diferentes sobre nuevo estatus y sobre cómo llevar a la práctica, seguramente, el derecho a decidir", ha advertido.
En su opinión, "es importante que tengamos claro que un nuevo estatus no es solo llevar a la práctica el derecho a decidir, sino que es, al final, la estructura que va a decidir qué país queremos".
"Y yo distingo tres patas importantes que tienen que garantizar un país de derechos en sentido amplio, en primer lugar, al trabajo, a la vivienda, a la educación, a la sanidad, etc; una segunda pata que sería la cohesión social, la igualdad, la distribución de la riqueza, un país basado en lo público, etc, y una tercera pata, que es la de nuestro reconocimiento como nación, que en eso estamos absolutamente de acuerdo", ha dicho, para emplazar a una reforma del modelo de estado.
REIVINDICACIONES DEL PNV
Por último, la portavoz del PP vasco y parlamentaria, Laura Garrido, ha apuntado que su partido verá cómo se plantea la ponencia de autogobierno para decidir su participa en ella. "Nosotros siempre hemos estado por la labor de estar en los órganos distintos del Parlamento, pero tenemos muy claro cuál tiene que ser el fin de la ponencia" ha señalado, para mostrar su preocupación por que se pretenda "profundizar en el autogobierno" en base a "las reivindicaciones del PNV".
A su entender, no es "bueno" sentarse en ese foro con las premisas de las que parten los jeltzales. "Si hablamos de buscar consensos para poder modificar el Estatuto, como se ha hecho en otras comunidades autónomas, eso no es plantear desde el principio encima de la mesa, como quiere el PNV, el derecho a decidir, la autodeterminación y la independencia. Si vais con ese planteamiento es muy difícil llegar a acuerdos", ha dicho a Joseba Egibar.
En este contexto, ha apuntado que "la agenda vasca será la que redunde en beneficio de todos los vascos". "La agenda vasca no es la del PNV y la agenda partidista de determinados partidos", ha concluido.