Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Egibar (PNV) dice que Cataluña "va directamente a realizar un referéndum" y el Gobierno español "es consciente de ello"

PP dice que, "después de pasar del está mal matar para lograr fines políticos", IA "tiene que aceptar ahora las reglas de la democracia"
El presidente del GBB del PNV y portavoz parlamentario del PNV, Joseba Egibar, ha asegurado que Cataluña "va directamente, sí o sí, a realizar un referéndum", y el Gobierno español, que "es consciente de ello", está "desplegando toda una batería de ofertas de diálogo artificial, que no se sostienen en nada tangible".
En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, Egibar se ha referido, de esta forma, al texto de apoyo acordado este pasado jueves por PNV, EH Bildu y Elkarrekin Podemos al "proceso político y democrático iniciado por el Parlament de Catalunya" con el objetivo de celebrar un referéndum de independencia entre la ciudadanía catalana". Estas tres formaciones también se solidarizaron con Cataluña, con el Gobierno de la Generalitat y con la presidenta de la Cámara autonómica, Carme Forcadell, citada a declarar este pasado viernes ante el Tribunal Superior.
Egibar ha lamentado que es "la enésima vez que hablamos de la judicialización de la política" y ha señalado que, en el caso de Cataluña, "chocan frontalmente dos estrategias, una que evidentemente busca la bilateralidad, que ha sido desde el inicio la estrategia de las instituciones catalanas", que tiene como respuesta "una estrategia unilateral, y muy sólida, de un Estado que no quiere admitir una realidad distinta a la suya propia, que no admite la realidad nacional catalana ni la realidad nacional vasca y embiste de esta manera".
A su entender, la posición de las instituciones catalanas de seguir adelante con el proceso independentista "se trata, en el fondo, de una cuestión de coherencia política respecto a las actuaciones institucionales y decisiones que han adoptado desde Cataluña y de dignidad democrática".
"Antes era bueno Maragall en Cataluña y malo aquí Ibarretxe, pero ahora se va tornando y se dice que lo catalán es lo malo y pernicioso", ha dicho, para considerar que, "en vez de buscar comparaciones y antagonismos, de lo que se trata es de buscar y avanzar en la profundización democrática, y no constreñir, sino ensanchar".
En ese sentido, ha indicado que "cuando se está hablando de ensanchar las vías democráticas, conciliar el principio de legalidad con el principio democrático, estamos hablando de contraponer a una democracia formal, artificial y básicamente nominal, una democracia participativa que sea, a la vez, evolutiva, eficaz y resolutiva".
Tras advertir de que "la convivencia como no se puede imponer, ni en el orden personal y menos en lo que es la convivencia entre pueblos y naciones", Egibar ha afirmado que Cataluña "está buscando ese espacio de convivencia desde la bilateralidad", aunque "otra cosa es que necesariamente se le obligue a desarrollar una estrategia unilateral, pero es evidente que es por coherencia democrática y por dignidad democrática".
Egibar ha asegurado que Cataluña "va directamente, sí o sí, a realizar un referéndum, y lo van a hacer sea en la versión que estime cada cual, y el Gobierno español es consciente de eso". Por ello, ha dicho que el Ejecutivo del PP "está desplegando en este momento toda una batería de ofertas de diálogo artificial que no se sostienen en nada tangible", y ha lamentado que, "la respuesta es que, si no va por el momento por la vía policial, sí se esta desarrollando esa estrategia a través de los tribunales de justicia, en este caso del Constitucional cuando le toque o en el Superior de Justicia de Cataluña en lo que ha sido la declaraciones de Forcadell".
EH BILDU
Por su parte, el parlamentario de EH Bildu Iker Casanova ha señalado que, "durante muchos años en este país hemos oído a modo de mantra una frase que decía aquello de que sin violencia todo es posible, pero ya estamos viendo que sin violencia es posible hasta ir a la cárcel, bien destruyendo armas o bien dando pie a una declaración institucional y al debate político normalizado en un Parlamento".
Según ha dicho, en Cataluña hay "un movimiento social fortísimamente enraizado" y ha habido "un salto importantísimo en la percepción de la sociedad catalana sobre su propia realidad, y eso es un salto que tiene difícil marcha atrás". En ese sentido, ha advertido de que, "en los últimos diez años, el independentismo catalán ha pasado de ser una realidad anecdótica en términos cuantitativos, a ocupar el espacio central de la vida política catalana".
"Si no es en este asalto a la independencia, en otro ciclo político posterior Cataluña, al final, va a hacer la independencia, porque ha tomado como sociedad conciencia de su propia identidad y de que el único mecanismo para poder garantizar una plena democracia y un estado digno y decente que garantice a su ciudadanía vivir con esa dignidad y decencia es acceder a la independencia", ha afirmado.
Por su parte, el presidente del PP de Bizkaia, Antón Damborenea, ha criticado que el planteamiento que los nacionalistas hacen de lo que es la democracia o el estado de derecho es que "todos los demás tenemos que cumplir las leyes, pero ellos no necesariamente". En ese sentido, ha recordado que cuando en Euskadi "algunos" decidieron "saltarse" el marco del Estatuto y la Constitución "pasaron por el juzgado, y ahora está pasando en Cataluña, porque ocurre lo mismo".
Según ha considerado, "después de pasar del 'esta mal matar para conseguir objetivos políticos, lo cual agradecemos al mundo de la izquierda abertzale, ahora falta dar el siguiente paso, que es aceptar el Estado de derecho y las reglas de la democracia, que las leyes son iguales para todos y que las tenemos que cumplir todos, nos gusten o no nos gusten, y que si queremos cambiarlas, esas leyes dicen cuáles son los mecanismos para cambiarlas".
El secretario de Organización de Podemos Euskadi y portavoz del Grupo Parlamentario de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez, ha instado a aceptar la "realidad política" de que hay "una voluntad mayoritaria que quiere cambios, mejor autogobierno y decidir cuál es el encaje dentro del Estado". "A pesar de que nuestro proyecto no sea independentista, nosotros podemos entender y reconocemos que existen naciones dentro del Estado, lo que les da una identidad de sujeto político", ha añadido, para insistir en que "el reconocimiento de que dentro del Estado existen una serie de naciones que tienen derecho a ser reconocidas es un básico democrático".
Por último, el parlamentario del PSE-EE Eneko Andueza ha abogado por "sacar la política de los tribunales", y ha advertido de "no hay mejor manera para hacerlo que tomando decisiones que estén de acuerdo a la legalidad vigente". "Aquí no se trata de asaltar, se trata de dialogar, y de acordar. No se trata de que si una ley no me da la razón hay que modificarla para que me de la razón, se trata de dialogar, avanzar, consensuar, y acordar", ha reiterado.
Andueza ha asegurado, por otra parte, que el PSE-EE, "estando en cualquier gobierno, no a adoptar una decisión como la que se ha adoptado en Cataluña". "Nosotros reconocemos a Euskadi como nación, no como soberanía diferenciada", ha remarcado.