Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Echenique: Hay "dictámenes contradictorios" de la Comisión de Garantías de Podemos sobre el nuevo código disciplinario

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha señalado que existen "dictámenes contradictorios" del tribunal de garantía de Podemos respecto al nuevo código disciplinario incluido en los nuevos estatutos que aprobó la Ejecutiva del partido morado hace dos semanas.
Así lo ha asegurado al ser preguntado por la información publicada este jueves por El Confidencial, según la cual la Comisión de Garantías de Podemos ha emitido un dictamen que declara nulo el nuevo código por incluir medidas que no estaban recogidas en los documentos que se aprobaron en la Asamblea Ciudadana Estatal de Vistalegre II.
"La comisión de garantías en Podemos es un órgano independiente de la Ejecutiva del partido, de hecho se elige en primarias abiertas como todos los demás órganos de Podemos y en este momento hay dictámenes contradictorios en la comisión. Cuando tengamos más información, lo estudiaremos en detalle", ha apuntado Echenique.
En este sentido, ha aclarado que, "en todo caso, es la propia Comisión la que tiene que emitir un dictamen definitivo en tanto que en estos momentos existen dictámenes contradictorios" sobre este asunto por el se podría declarar nulo el nuevo régimen disciplinario y sancionador recogido en los estatutos de la formación morada.
En concreto, el dictamen hecho público este jueves está firmado por la presidente Olga Jiménez, junto a los miembros de este órgano Nuria Martín y Jesús Calpe, y se revela tras la polémica suscitada porque se haya incluido "entre los supuestos de infracción grave el hecho de transmitir o filtrar información interna que comprometa la actuación de sus órganos, la acción política de la organización o la buena imagen de las personas que la representan".
Por ejemplo, según esta regulación, será una infracción grave la filtración de información interna que "comprometa" al partido, y estará castigada con la inhabilitación para ejercer un cargo interno o público entre 6 meses y dos años.