Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los presos de ETA abogarán hoy por una solución "general" pero asumen que no saldrán todos a la vez

Pondrán como condición para dar pasos y avanzar que el Ejecutivo acabe con las "medidas de excepción"

El Colectivo de presos de ETA (EPPK en sus siglas en euskera) acusará este sábado al Gobierno de querer romper el colectivo de presos de ETA con el plan de reinserción que ha presentado y abogará por una solución "general" para los reclusos, aunque tiene asumido que no van a salir todos a la vez de prisión. Además, se muestra dispuesto a dar pasos siempre que se acabe con "las medidas de excepción" y, en una reflexión sobre la actual situación, alude de las víctimas causadas por la violencia, que dan por definitivamente concluida, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de las conclusiones del debate que se ha desarrollado en las cárceles.
El EPPK dará a conocer las conclusiones en un acto que se celebrará en la Sala Elai-Alai de la localidad vizcaína de Gernika, con el que el colectivo ofrecerá "un imagen de unidad", frente a quienes "han puesto en duda" la cohesión de los presos de ETA y han dado a entender que había "fisuras".
De hecho, realizará una valoración del debate interno que ha existido y expondrá un planteamiento "común" de solución "conjunta" para los reclusos. Esto significa que da por "agotada" la denominada 'Vía Nanclares'.
Por su parte, fuentes de la lucha antiterrorista aseguraron a Europa Press que en el documento acusarán al Ejecutivo de tratar de romper el colectivo de presos de ETA y de intentar utilizar el plan de reinserción para destruir a sus militantes.
En el acto de mañana también estarán presentes miembros de los colectivos que suscribieron el acuerdo de Gernika, entre ellos, Rufi Etxeberria y Maribi Ugarteburu, que asistirán en representación de Batasuna.
En las conclusiones de su debate en las prisiones, el EPPK hace una reflexión del actual momento político que se vive en la actualidad, asume que el fin de la violencia de ETA es definitivo y realiza una alusión de las víctimas que ha causado, según las fuentes conocedoras de estas conclusiones. Una idea que coincide con las fuentes antiterroristas consultadas, quienes aseguran que en estas conclusiones, el colectivo de presos de ETA dice suscribir la estrategia de la Izquierda Abertzale reconociendo el fin de la lucha armada.
El colectivo de Presos, que realiza un relato histórico de lo ocurrido en el País Vasco, se reafirma en su "naturaleza política" y constata que los presos están dispuestos a dar pasos en la nueva situación que se ha creado, siempre que el Estado esté dispuesto a acabar con "las medidas de excepción" que ha aplicado a los presos de ETA.
Los reclusos consideran que, una vez concluida "la actividad armada", ya no existen razones para mantener medidas como la dispersión o la reclusión en las cárceles de los presos enfermos, de aquellos que han cumplido las tres cuartas partes de la condena o a quienes se ha aplicado la 'doctrina Parot'.
Por ello, creen que el Gobierno, en aplicación de la actual legislación, sin entrar en modificaciones, debe proceder a esas excarcelaciones, que no le supondrán "ningún coste político, judicial" o de otro tipo porque "lo permite la Ley".
"Fin de la Excepcionalidad"
El fin de la aplicación de "medidas de excepcionalidad" que, a su juicio, se han aplicado al colectivo, sería la clave para "desbloquear" la situación actual y, en este sentido, se muestran dispuestos a "avanzar", dar pasos y buscar soluciones, desde la consciencia de que no podrán ser puestos en libertad todos a la vez "mañana".
Las mismas fuentes han precisado que, una vez que finalicen "las presiones" a los reclusos, hay disposición a buscar diferentes fórmulas de solución, pero que no supongan un planteamiento de "rendición".
El EPPK, con estas conclusiones pretende "dar muestras de buena voluntad" para contribuir a una positiva marcha "del proceso", pero considera que el Ejecutivo debe modificar su posición política y estratégica "en clave de solución en vez de represión".
El Colectivo de Presos recordará que ya nombraron a su grupo de interlocución, que está formado por Anabel Egues, Xabier Alegria, Jon Olarra, Lorentxa Gimon, Mikel Albisu y Marixol Iparragirre.
Por otro lado, fuentes de la lucha antiterrorista no descartan que se incluya la aceptación de que el tratamiento penitenciario sea individual, aunque dejando claro que una aceptación de estas características tiene que ser una decisión colectiva y descartando acompañarla de un arrepentimiento individual.
Además, en el citado documento los presos precisarán que no es la Izquierda Abertzale, sino la banda terrorista ETA el interlocutor válido para hablar con el Gobierno sobre los presos. También señalan que la referencia a las víctimas del terrorismo se hará desde el punto de vista de la equiparación del sufrimiento.
Estas mismas fuentes consideran que la expectación que han levantado estas conclusiones del debate de los presos de ETA no está suficientemente justificada porque no representan un salto cualitativo importante sobre lo que el colectivo de presos de ETA viene reclamando habitualmente. Se trata más, aseguran, de una puesta en escena que de algo que represente un cambio de fondo.