Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ex jefe de ETA 'Txapote' visita a su padre enfermo en Basauri con un permiso penitenciario

El ex jefe de ETA 'Txapote' visita a su padre enfermo en Basauri con un permiso penitenciarioEFE

El ex jefe militar de ETA Francisco Javier García Gaztelu 'Txapote' ha visitado, durante aproximadamente una hora, a su padre enfermo en su domicilio de la localidad vizcaína de Basauri, según han confirmado fuentes policiales.

'Txapote' ha sido trasladado desde la prisión en Huelva a la de Burgos, donde ha pasado la noche. Posteriormente ha sido conducido a la localidad vizcaína, en la que reside su padre, custodiado en todo momento por agentes de la Ertzaintza.
El recluso ha sido introducido en la casa, ubicada en la calle Cataluña, por el garaje del inmueble en una furgoneta policial. Una hora más tarde, ha abandonado el lugar de la misma forma.
El juez de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional concedió a 'Txapote', el pasado 29 marzo, un primer permiso penitenciario "extraordinario" para atender durante unas horas a su padre, debido a la "dificultad de movilidad" por su avanzada edad.
El permiso extraordinario se adoptó de acuerdo al informe del Instituto de Medicina Legal a pesar de contar con el rechazo inicial de la Junta de Tratamiento.
El que fuera jefe de ETA acumula centenares de años en condenas de prisión, entre otros, por el secuestro y asesinato del concejal del PP en Ermua Miguel Ángel Blanco, y los asesinatos de los concejales 'populares' Gregorio Ordóñez y José Ignacio Iruretagoyena.
'Txapote' fue detenido en la localidad francesa de Anglet en 2001, dos años después de haberse hecho cargo del aparato militar de la banda. Antes había formado parte del 'comando Donosti', en el que ordenó o participó en una docena de asesinatos.
García Gaztelu cumplirá un máximo de 30 años de cárcel, y no 40, en virtud de una decisión del Tribunal Supremo que sentenció que los delitos por los que fue juzgado y condenado se produjeron antes de la reforma penal que elevó el tiempo máximo en prisión para los terroristas en 2003.