Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los presos de ETA cuyas obras se querían exponer en San Sebastian cometieron 34 asesinatos, según la Diputación

El diputado de Cultura, Denis Itxaso, ha detallado que los presos de ETA cuyas obras se pretendían exponer en la muestra 'Sin lugares, sin tiempo', que alberga el centro cultural Koldo Mitxelena de San Sebastián, "acumulan penas de más de 4.500 años de prisión por la comisión de 34 asesinatos". Por ello, ha considerado que incluirlas en el marco del proyecto de la Capitalidad 2016 'Cultura para la convivencia' hubiera sido "un sinsentido".
Itxaso ha comparecido este jueves en la Comisión de Reglamento de las Juntas Generales de Guipúzcoa para dar respuesta a una pregunta formulada por el portavoz de EH Bildu, Xabier Olano, acerca de la retirada de dos obras artísticas de una exposición enmarcada en el programa de DSS2016.
En su intervención, ha argumentado que esta retirada "es una cuestión compleja y se entiende que pueda resultar controvertida", pero ha destacado que se trata de una decisión que "ha estado guiada por la prudencia y por la protección de los derechos de aquellos a los que les han sido arrebatados y se encuentran en una situación en la que ya no es posible que recuperen la pérdida que sufrieron ni obtengan una reparación total de los mismos".
En esa línea, ha subrayado que "las víctimas del terrorismo lo son porque algunos decidieron que no tenían ningún derecho, que no merecían ni el más básico de todos ellos, el derecho a la vida". "Un ataque tan brutal, con consecuencias irreparables para un millar de víctimas, exige un compromiso por parte de la sociedad para reivindicar la dignidad negada de quienes lo sufrieron y la protección efectiva de sus derechos: justicia, memoria y reparación", ha remarcado.
El diputado de Cultura ha asegurado que "la libertad de expresión es uno de los principios básicos de la democracia" y su gestión" debe realizarse siempre en defensa de los derechos fundamentales". Por ello, ha manifestado que "exhibir en una muestra financiada con dinero público, en el marco de una actividad cultural cuyo lema es 'Cultura para la Convivencia', la obra realizada por personas que fueron condenadas por asesinatos realizados en un contexto de persecución política sería, sencillamente, un sin sentido".
"El derecho a la libertad de expresión sufre menos con la exclusión de estas obras que silenciando la memoria de las víctimas que, como se ha dicho, fueron despojadas de sus derechos de una forma tan terrible", ha insistido.
CENSURA "DISCUTIBLE"
A juicio de Itxaso, la acusación de censura es "cuando menos discutible", porque los creadores "tendrán, posiblemente, la oportunidad de dar a conocer sus obras en otros marcos y a través de otras vías". En ese sentido, ha señalado que las citadas obras han sido expuestas en otros ámbitos y "nadie lo ha impedido ni censurado".
"De ahí a aspirar al reconocimiento social que supone la exhibición en el marco de la capitalidad, financiada con dinero público y como instrumento de mejora de la convivencia, va un trecho. Un trecho en el que existe mucho dolor por parte de aquellos que nunca podrán recuperar lo que tan injustamente les fue arrebatado", ha afirmado.
Tras asegurar que "Euskadi está en un momento complejo" ya que la violencia de ETA "ha cesado" pero "todavía no se ha producido ni su disolución ni el reconocimiento de que los crímenes cometidos no tenían justificación posible", Itxaso ha insistido en que "la cultura tiene la misión de preservar y promover valores para construir una sociedad mejor, más respetuosa con los derechos y la libertad de las personas".
"Valores para promover la convivencia, que están mejor protegidos con la decisión de no exponer unas obras que podría entenderse como un reconocimiento, provocando un dolor injustificado a las víctimas y un mensaje equívoco para la sociedad", ha expresado.
A preguntas del portavoz de EH Bildu, en las que sugería "actitudes propias de Torquemada", Itxaso ha respondido que "en Euskadi eran otros los que prendían hogueras", al tiempo que le ha emplazado a reflexionar sobre "el sentido que hubiese tenido exhibir obras de Menguele, Videla, Franco o Hitler en el Museo de Bellas Artes de Buenos Aires o la Torre de David de Jerusalén".