Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Discreción entre los abertzales tras la puesta en libertad de Inés Del Río

Hasta ahora las únicas imágenes que se han conseguido de la etarra Inés del Río son las de su puesta en libertad. Tras abandonar la prisión de Texeiro, la terrorista se trasladó a Pamplona donde ha pasado la noche en la casa de una hermana. El resto de la comitiva que la acompañó terminó en su pueblo natal, en Tafalla, vigilados de cerca por la Guardia Civil. No hubo celebraciones públicas. Todo quedó en un encuentro en el local social de Bildu. Una discreción que también les ha reclamado el lehendakari para no ofender más a las víctimas. En Tafalla, su alcaldesa ha adelantado que UPN propondrá declarar a Inés del Río persona non grata. La alcaldesa también ha anunciado que la izquierda abertzale se ha comprometido a evitar cualquier tipo de homenaje a la etarra excarcelada.