Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los presos de ETA exigen al Gobierno el fin de la dispersión

Acto de expresos de ETA en DurangoEFE

El Colectivo de Presos de ETA (EPPK por sus siglas en euskera) ha emitido un nuevo comunicado en el que exige al Gobierno que cambie su política penitenciaria y finalice con la dispersión apenas un mes después del comunicado en el que los internos de la banda anunciaron por primera vez su disposición a asumir las medidas individuales contempladas en la ley para acogerse a beneficios penitenciarios.

Los presos de ETA han remitido un comunicado al diario 'Gara', en el que se reafirman en su apuesta anunciada el pasado 28 de diciembre por vías legales para conseguir el acercamiento de presos y en el que además valoran la respuesta del Gobierno al mismo.
En esta línea, acusa al Ejecutivo de buscar "aislar al EPPK" con la puesta en marcha de un operativo policial contra el denominado 'frente de makos' de ETA (frente de cárceles) y "reventar" su apuesta por las vías legales con estos ocho arrestos en una ofensiva que, según denuncia, llega "tarde" y de modo "torpe" porque la determinación de los presos es "total".
Fuentes de la lucha antiterrorista han informado de que un mes después de aquel comunicado del 28 de diciembre, no consta que los presos hayan remitido aún ninguna petición individual asumiendo los requisitos que exige la ley para acogerse a beneficios penitenciarios.
"El Gobierno está solo con su violencia, una vez más", señala en el comunicado que publica el diario vasco, en el que advierte además al Ejecutivo que de que finalmente tendrá que cambiar la política penitenciaria.
"EPPK seguirá desarrollando su línea, con el apoyo de la ciudadanía, y al Gobierno español el tiempo se le escapa entre las manos. Cada vez que dice que no cambiará la política carcelaria, está anticipando que tendrá que cambiarla. Tiene que entender que, pronto o tarde, deberá responder positivamente a la voluntad ciudadana: ha llegado el momento de acabar con la dispersión", argumenta.
La imagen que el Gobierno que no quería ver
Asimismo, se felicita de la respuesta al acto de Durango (Vizcaya) celebrado por el EPPK a principios de año, una iniciativa "digna" en la que participaron unos 70 expresos etarras excarcelados, "amigos que ha hablado sin cadenas".
A pesar, incide el Colectivo de Presos de ETA, de que esta era una imagen que el Gobierno "no quería ver" y un mensaje que el Ejecutivo "no quería oír". Fue, resume el EPPK, "una iniciativa digna, responsable, constructiva y positiva, de gran valor" para ellos.
Igualmente, subraya la importancia de la respuesta ciudadana a la manifestación del pasado 11 de enero a pesar del intento de "paralizar" el impulso al proceso político por la prohibición de la marcha. Entonces, después de que la Audiencia Nacional prohibiese la manifestación original convocada por Tantaz Tanta al considerarla sucesora de Herrira, el PNV y Sortu convocaron una marcha alternativa que sí fue autorizada por la justicia.
Sobre este punto, el Colectivo de Presos de ETA califica de "ejemplar" la actitud de los colectivos políticos y sociales convocantes y de "increíble" la acogida de la población. "Se ha acertado, ha sido importante, adecuado estratégicamente y positivo", indica EPPK, que reclama "continuidad" para que su apuesta pueda convertirse en eficaz e irreversible.
El EPPK se felicita de la acogida del comunicado emitido a finales de diciembre y que "ha hecho moverse los cimientos" y subraya el "gran esfuerzo" de esta aportación. "Cada uno ha hecho su propia lectura. Ahora avanzamos con amplio apoyo social y político. El Gobierno español se ha quedado al margen, atrapado en su no", lamenta finalmente.