Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ETA pide a España y Francia que acepten la Comisión de Verificación

La banda censura los "obstáculos" de ambos países al proceso

ETA ha pedido a los Gobiernos español y francés que acepten la Comisión de Verificacióin Internacional dada a conocer en las últimas horas. Pese a que la banda ha censurado los "obstáculos" de ambos países al proceso, ha manifestado que su "deseo" es "llevar esta oportunidad hasta el final". Así, los terroristas se han ofrecido a "colaborar" en su labor.
"Desde entonces, ETA está trabajando duro para encauzar el proceso, tal como se ha podido ver en los actos públicos y también en el trabajo silencioso que no tiene reflejo público", asegura.
La banda censura que, por contra, los estados español y francés, " no han hecho sino poner obstáculos", en alusión a las detenciones, "torturas salvajes", mantenimiento de la política penitenciaria o la ilegalización de la izquierda abertzale.
Además, advierte de que ambos estados "están respondiendo con intenciones represivas ante el esfuerzo de ETA para encauzar la solución del conflicto" así como "ante los medios" que "establece" con este objetivo.
"Quisieron bloquear la creación de la comisión de verificación, negando su oficialidad. Porque la verificación del alto al fuego dejará en evidencia las excusas que utilizan ante la ciudadanía vasca y a nivel internacional, y porque hará que todavía sean más incomprensibles que no se den pasos en la solución", indica.
Critican la "intención de bloqueo y cerrazón"
Según manifiesta, "ante el alto, la intención de bloqueo y la cerrazón", ETA "ha respondido ofreciendo una solución, mostrando su disposición a dar por buena la comisión de verificación que no tendrá aceptación oficial".
Seguidamente, la banda terrorista acepta la comisión internacional de verificación, se compromete a "ayudar" y agrega que "el paso que se ha dado tendría que ser un antecedente de los compromisos de todas las partes que necesita la solución del conflicto".
También reivindica "el respeto a los derechos fundamentales de los presos, el respeto a la actividad política de la izquierda abertzale, y la finalización de las detenciones y las persecuciones", tareas que califica de "urgentes". "Adoptar en todas ellas compromisos y el que todas las partes muestren volunta para hacer frente a la solución en su totalidad, nos puede llevar a dar pasos decisivos e irreversibles en el proceso", precisa.
Por último, hace un llamamiento a los gobiernos español y francés, para que "acepten la comisión internacional de verificación". También les instan a "dejar de lado la represión y las vías de imposición" para "moverse en la solución" mediante el cumplimiento, entre otros aspectos, de "las peticiones que se les realiza en el acuerdo de Gernika".