Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ERC pide la dimisión de Zoido por "miserable" y el ministro insiste en negociar asuntos de seguridad con Cataluña

Interior se abre a pactar la convocatoria de plazas de Mossos y dice estar en contacto con el Govern
El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha insistido este miércoles en tender la mano al Gobierno catalán en cuestiones de seguridad y ha eludido responder a la petición de dimisión de ERC, que lo ha llamado "miserable" e "irresponsable" por oponerse a la convocatoria de 500 plazas de mossos d'Esquadra y a celebrar la Junta de Seguridad, que ha sido fijada de forma unilateral por la Generalitat para el 3 de julio.
"No le voy a responder a sus insultos, usted mismo se descalifica", ha sostenido Zoido en la sesión de control en respuesta al diputado de ERC Gabriel Rufián.
Según el ministro, la convocatoria de mossos ha sido recurrida por "superar con creces la tasa de reposición" fijada por el Gobierno, aunque ha dicho que "es posible todavía" que se pueda negociar si el Govern lo compensa reduciendo la tasa de plazas de otro sector.
EN CONTACTO CON EL CONSELLER
En cuanto a la Junta de Seguridad, ha dicho que no puede asistir a la reunión convocada de forma unilateral para el 3 de julio por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, porque ese día tiene una reunión con tres ministros del Interior. No obstante, Zoido ha desvelado que está en conversaciones con el consejero del ramo en Cataluña, Jordi Jané.
Zoido ha insistido en su llamada a la "sensatez" después de que Rufián lo descalificara por "vetar" la convocatoria de los mossos y de la Junta de Seguridad en un nivel de alerta 4 por la amenaza yihadista, lo que el diputado ha relacionado con que al PP "no le gusta lo que los catalanes votan".
Por este motivo, el portavoz adjunto de ERC ha pedido su dimisión y que vuelva a su juzgado en Sevilla, ciudad "donde casó a Fran Rivera" en su etapa como alcalde, "puso el nombre de calles a vírgenes" o "montó fiestas para la Duquesa de Alba".