Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EH Bildu, única fuerza política que asistirá oficialmente a la manifestación de los presos convocada por Sare

Los demás partidos echan de menos "el reconocimiento del daño causado" por parte de los reclusos
EH Bildu será la única fuerza política que asistirá oficialmente a la manifestación a favor de los derechos de los presos y contra la dispersión que recorrerá el próximo sábado las calles de Bilbao convocada por Sare.
PNV, PSE-EE y PP no se adherirán a la marcha, como tampoco las formaciones que conforman Elkarrekin Podemos (Podemos, Ezker Anitza-IU y Equo). La mayoría, que echa de menos "el reconocimiento del daño causado" por parte de los reclusos, dará libertad a sus militantes para asistir, si lo desean, a título personal, como hará la secretaria general del partido morado, Nagua Alba, según han informado a Europa Press fuentes de las de las diferentes fuerzas políticas.
La formación jeltzale no acudirá a la marcha al considerar que se trata de un acto de la izquierda abertzale. El EBB, en su última reunión del pasado lunes, ni siquiera trató esta cuestión.
El PNV habitualmente no ha participado en esta movilización, salvo en 2014, que llegó a convocarla junto a los partidos que conforman EH Bildu, al darse "unas circunstancias extraordinarias", que, en estos momentos, "no se producen".
Hace tres años, el partido dirigido por Andoni Ortuzar, Sortu, EA, Aralar y Alternatiba, así como los sindicatos ELA y LAB, convocaron una manifestación silenciosa en Bilbao después de que el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco prohibiera la marcha a favor de los presos de la iniciativa Tantaz Tanta bajo el lema 'Giza eskubideak. Konponbidea. Bakea' (Derechos humanos. Acuerdo. Paz).
En esta ocasión, como es habitual, los jeltzales no participarán en la marcha, que partirá a las 17.30 horas del Pabellón de La Casilla de la capital vizcaína para pedir el fin de la dispersión de los presos, aunque sus militantes tendrán libertad para acudir a la movilización.
El PNV ha recordado que su postura sobre la actual política penitenciaria desarrollada por el Gobierno español es "clara". La formación jeltzale ha reclamado de forma reiterada al Ejecutivo de Rajoy que dé "pasos" para modificar su postura respecto a los presos de ETA.
ELKARREKIN PODEMOS Y PSE-EE
Los partidos que componen el grupo de Elkarrekin Podemos tampoco asistirán a la manifestación, aunque la líder de la formación morada, Nagua Alba, ha anunciado de acudirá a título particular. Tanto Podemos, como Ezker Anitza-IU y Equo han mostrado su rechazo a la política de dispersión de los presos, pero han considerado que debe haber también por parte de los reclusos "un reconocimiento del daño causado".
En concreto, Alba ha reclamado el acercamiento de presos, la eliminación de cualquier elemento de excepcionalidad, así como el traspaso de las competencias en materia penitenciaria, peticiones que también comparten IU y Equo, que, además, abogan por la 'Vía Nanclares', emprendida por los reclusos disidentes con el EPPK (Colectivo de Presos de ETA), que sí han reconocido el daño que ocasionaron.
El PSE-EE, por su parte, ha considerado que hace falta "ir más allá del planteamiento que se hace en la manifestación", y tras mostrar su posición favorable al acercamiento de los presos, ha apostado porque éstos "opten por la vía de la reinserción y el reconocimiento del daño causado", tal como hicieron los reclusos de 'Vía Nanclares'.
A su juicio, es necesario que haya "un voluntad inequívoca de los presos de reinsertarse una vez cumplidas sus penas y, además, con un rechazo claro del terrorismo". También cree que "tiene que haber una política penitenciaria que facilite la reinserción".
"LA FOTO DEL PASADO"
Por su parte, la secretaria general del PP vasco, Nerea Llanos, ha afirmado que "la foto" de la marcha del próximo sábado a favor de los presos de ETA "representará absolutamente el pasado" y rememorará "un momento que la sociedad vasca quiere olvidar", como es el de la violencia de la banda.
"Que la izquierda abertzale acuda a esa marcha refleja es que sigue estando en el pasado, en el siglo XX, que no ha avanzado hacia el siglo XXI, y quiere poner en el centro del debate un problema que no es un problema de la sociedad vasca porque ha sido generado por ETA a lo largo de los años de su actividad terrorista y que tendrá que resolver porque es una consecuencia lógica de esa actividad terrorista", ha indicado.
Por ello, ha insistido de el tema de los reclusos "no es una prioridad de la sociedad vasca" y ha emplazado al resto de partidos a que "no caigan en ese juego de colocar a los presos en el centro de la agenda política".