Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EH Bildu califica la operación de Louhossoa de "despropósito" y dice que el Gobierno es "un agente contra el desarme"

Casanova afirma que el Estado español quiere "escenificar una derrota de ETA y repiten un discurso de vencedores y vencidos"
El parlamentario de EH Bildu Iker Casanova ha afirmado que la operación policial de Louhossoa (Francia) es un "despropósito" y ha denunciado que el Gobierno español se ha convertido en un "agente activo contra el desarme".
En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, el representante soberanista se ha referido al hecho de que la Guardia Civil, en colaboración con la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI), haya detenido este viernes por la noche a cinco personas en la operación que ha permitido desmantelar un arsenal de ETA en el sur de Francia.
En este sentido, Casanova ha asegurado que nos encontramos ante una operación que "solo se puede calificar de despropósito" y ha denunciado que el Gobierno español ha pasado "de no hacer nada ante el desarme a ser un agente activo en contra del desarme".
"Actúa no solo contra personas pertenecientes a ETA sino contra personas ante las que me gustaría ver cuál será el auto de procesamiento o la acusación. No sé si van a tener el cuajo de acusar de colaborar con ETA a personas que destruyen armas y asumen un riesgo por consolidar un escenario de paz definitiva", ha indicado.
A su juicio, el Estado español "afronta la gestión del tiempo posterior a la desaparición de la actividad armada como una nueva batalla, la del relato".
"VENCEDORES Y VENCIDOS"
"Quieren escenificar una derrota de ETA y repiten un discurso de vencedores y vencidos que está en las antípodas de lo que esta sociedad necesita. Esta sociedad no necesita generar una batalla del relato sino construir de forma compartida un nuevo escenario para una paz plena y convivencia normalizada", ha afirmado.
En este contexto, ha argumentado que, en el último "sociómetro vasco, ETA saca mejor nota por parte de la sociedad que el Gobierno español y esta cuestión del desarme la sociedad no la percibe como la más importante".
"Creo que hay una chispa de esperanza y ha emergido una cuestión positiva como es que en el intercambio epistolar entre ETA y las personas dispuestas a acometer esta tarea, la organización les transmite que sus armas están inventariadas y ha tomado la decisión de proceder a una destrucción controlada de las mismas", ha destacado.
Por todo ello, ha considerado que "nos encontramos ante el epílogo de esta fase del desarme que puede ser largo, porque hay voluntad de obstaculizarlo por parte del Estado español, pero es cuestión de tiempo".
"Uno de los flecos pendientes como es el de la desaparición de las armas se va dar en un plazo razonable. Esperemos que otras cuestiones como las de los presos también tengan su tiempo", ha deseado.
"ESPERANDO EN NORUEGA"
Por otro lado, ha reconocido que han pasado ya cinco años del anuncio de ETA, pero ha afirmado que "existía un acuerdo con el Estado español en el marco de la conferencia de Aiete según el cual se iba a proceder a un proceso de dialogo sobre cuestiones técnicas como presos y desarme".
"ETA estuvo esperando en Noruega a que el Gobierno mandara una delegación, pero el Ejecutivo no ha asumido unos compromisos adquiridos y ha llevado una actitud de sabotaje activo. La dilación viene por ahí", ha finalizado.