Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Doña Letizia, el mejor apoyo del Príncipe en una ceremonia marcada por las protestas

Premios de AsturiasGTRES

Este viernes el teatro Campoamor de Oviedo se vistió de gala para acoger una nueva edición de los Premios Príncipe de Asturias, unos de los galardones más importantes de nuestro país. Iker Casillas, Xavi Hernández y Rafael Moneo fueron algunos de los premiados.

Con puntualidad británica, el príncipe Felipe hacía su entrada en el teatro Campoamor de Oviedo rodeado de protestas ciudadanas que marcaron gran parte de la ceremonia. Posteriormente, y tan solo unos pasos detrás de él era el turno de su mujer, la princesa doña Letizia quien nuevamente volvió a convertirse en el centro de todas las miradas.
Con un look Black & White, la princesa volvió a apostar por Felipe Varela, su diseñador fetiche, con un dos piezas formado por una falda blanca de gasa y una blusa de manga francesa en georgete de seda en transparencias y pailletes.
Pero si hay algo que llamó la atención de su cuidado look, ese fue su peinado años 40, que emulaba a la actriz Veronica Lake quien siempre ocultaba la mitad de su rostro, dejando la otra mejilla libre.
Además, también pudimos ver a la reina doña Sofía que acudió muy sonriente con un traje de chaqueta morado y a Paloma Rocasolano, la madre de la Princesa de Asturias, quien eligió los tonos empolvados.
En la ceremonia, el Príncipe pronunció su tradicional discurso en el que defendió la unidad de todos los españoles para hacer frente a la dura crisis económica que afecta al país.
"Afrontar las adversidades requiere también un compromiso de todos; un espíritu de colaboración compartido. Sabemos que el pesimismo, la resignación o el desaliento no nos acercan a la solución; y sé que no es nada fácil para muchos ciudadanos mantener alto el ánimo", señaló el heredero a la Corona.
Posteriormente, se produjo la esperada entrega de premios en donde pudimos ver a Iker Casillas y Xavi Hernández recogiendo el premio Príncipe de Asturias de los deportes por "simbolizar la amistad y el compañerismo más allá de la máxima rivalidad".
Rafael Moneo (Artes), Shigeru Miyamoto (Comunicación y Humanidades), Philip Roth (Letras), Martha Nussbaum (Ciencias Sociales), G. Winter y R. Alan Lerner (Investigación científica y técnica), Cruz Roja y Media Luna Roja (Cooperación internacional) y Banco de alimentos (Concordia), fueron el resto de los premiados.