Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dictada la primera sentencia retroactiva de cláusula suelo en Baleares

Firma de hipotecasGtres

La Magistrada-Juez del Juzgado de Primera Instancia número 19 de Palma, María Teresa Olivera Sánchez del Campo, ha dictado la primera sentencia en la que se aplica el carácter retroactivo de la devolución de cláusulas suelo cobradas por un banco al cliente de una hipoteca en Baleares.

Una resolución que se realiza bajo el estricto respeto a la jurisprudencia que acaba de aplicar el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, TJUE, en su sentencia del pasado 21 de diciembre, según informa la defensa de un pareja afectada que interpuso una demanda contra el Banco Popular en Palma.
Los demandantes son una pareja que firmó la hipoteca en el año 2006 por un importe de más de 260.000 euros con una cláusula suelo del 2,25 por ciento nominal anual y una cláusula techo del 11,75 por ciento nominal anual.
La titular del número 19 de Palma acaba de comunicar la sentencia de nulidad de la cláusula a las partes en la que además se obliga a la entidad bancaria, en este caso el Banco Popular, a devolver a los afectados las cantidades que por aplicación de dicha cláusula se hayan liquidado desde el inicio del contrato, más los intereses legales, con imposición de costas.
UNOS 80.000 AFECTADOS EN BALEARES
Reclamador.es calcula que en Baleares existen más de 80.000 afectados por este tipo de cláusulas y recuerda que la devolución del dinero no es automática. Los afectados por cláusulas suelo deberán reclamar por vía judicial para que el tribunal decida si hubo abuso en su caso y una vez considerada abusiva esta cláusula hipotecaria el banco proceda a devolver el dinero.
La compañía recuerda que hasta el momento solo algunos bancos han dejado de aplicar la cláusula suelo de forma voluntaria, pero ninguno de ellos ha devuelto el dinero a sus clientes de forma masiva.