Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Díaz critica que Rajoy haya sacado "a subasta" los PGE y no consentirá que los andaluces sean "ciudadanos de segunda"

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha criticado que el jefe del Ejecutivo central, Mariano Rajoy, haya sacado "a subasta" los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y ha advertido de que no consentirá que se quiera tratar a los andaluces como "ciudadanos de segunda".
Durante su comparecencia ante el Pleno del Parlamento para analizar la situación de Andalucía en el ecuador de la legislatura, Susana Díaz ha dicho que el Gobierno de la Nación "ha de gobernar para todos y teniendo en cuenta los intereses de todos, no sólo los de un partido".
Para la presidenta de la Junta, la idea de España de Rajoy consiste en aplicar un único criterio: "el de sus intereses personales o de partido. Esa es una concepción nefasta para España y, desde luego, para nuestra tierra". Según ha indicado, "lo acabamos de ver con la negociación de los Presupuestos Generales del Estado".
"Nada tengo que decir aquí sobre las inversiones en tal o cual Comunidad Autónoma, pero lo que sí parece evidente es que esas decisiones afectan al conjunto y deben adoptarse teniendo una idea, a ser posible equitativa, también del conjunto", ha apuntado Susana Díaz.
Tras defender un concepto de España en el que "la igualdad sea un principio inquebrantable y que a la vez impulse un desarrollo equilibrado de todos los territorios", Díaz ha dicho que tales criterios "no son los que inspiran, ni de lejos, al actual Gobierno de España sino todo lo contrario: su único proyecto es sobrevivir y se trata de un proyecto cualquier cosa menos compartido, una especie de sálvese quien pueda".
En su opinión, "esa idea de España tan reduccionista, tan oportunista, es especialmente negativa para Andalucía y por eso es en Andalucía desde donde debemos levantar con más fuerza la bandera de la cohesión territorial".
La jefa del Ejecutivo andaluz ha asegurado que ayudaría a que bajara más y más rápidamente las cifras del paro en Andalucía si las inversiones del Estado no descendieran "como escandalosamente han descendido este año, un 36 por ciento". "El estrangulamiento de las conexiones ferroviarias de Almería y Granada, ¿es la manera que tiene el Gobierno de España de estimular la actividad económica?", se ha preguntado.
En su opinión, beneficiaría al conjunto de esta tierra que proyectos fundamentales para su desarrollo como el corredor ferroviario de Algeciras "no siguiera sistemáticamente olvidado en los PGE". Para Díaz, causa "auténtico bochorno que venga un ministro a firmar nada menos que un Protocolo por 17 millones, cuando en otras comunidades la inversión para este mismo proyecto, asciende año tras año, a miles de millones".
Tras preguntarse también qué razón hay para la "drástica reducción de las políticas activas de empleo" precisamente en una comunidad en la que históricamente hay un diferencial de paro con el resto de España, "igual que lo hay en España con respeto al conjunto de Europa", la presidenta ha defendido que la cohesión territorial de un país no puede dejarse únicamente en manos de cada uno de los territorios.
En este contexto, ha destacado que la Administración del Estado cuenta con dos instrumentos, recogidos anualmente en los PGE, para corregir los desequilibrios regionales de riqueza por habitante en España: la inversión pública que realiza el propio Estado y el Fondo de Compensación Interterritorial (FCI), que el Estado transfiere a las comunidades autónomas para que ellas realicen la inversión.
EXIGE UNA VERDADERA POLÍTICA DE CONVERGENCIA
En ambos instrumentos, según ha denunciado la presidenta, Andalucía viene sufriendo en los últimos años recortes. "No podemos ser cómplices de este estado de cosas, que es inaceptable. Tenemos, por el contrario, que mostrar nuestro rechazo y exigir al mismo tiempo un trato justo", ha advertido.
Así, tras defender que Andalucía debe exigir una verdadera política de convergencia económica interterritorial, ha indicado que "en ausencia de una política regional coherente por parte del Estado, las inercias históricas siempre terminan imponiéndose y en Andalucía, tenemos sobrada y triste experiencia de que tales inercias son siempre perjudiciales para nuestra tierra".
En su opinión, lo que está sucediendo con el Puerto de Algeciras es especialmente representativo de esa "inercia" por la que Andalucía ha quedado muchas veces "postergada" en decisiones estratégicas del Estado, "una política miope porque el Puerto de Algeciras es vital no sólo para Andalucía, sino también para toda España, como elemento estratégico de los intercambios entre el Mediterráneo, África, Oriente Medio, Europa y América".
Junto a ello, ha subrayado que una de las cosas "más reprochables" del Gobierno de Rajoy es "el retroceso en cohesión social y también territorial". Según ha defendido, la aplicación del principio de igualdad presupone, como mínimo, la equidad, es decir, tratar a todo el mundo con justicia, dar a cada uno lo que se merece "y nada de eso está ocurriendo en nuestro país en estos últimos años".