Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Susana Díaz defiende un PSOE "integrador" y "desacomplejado"

La presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria del PSOE-A, Susana Díaz, ha defendido este sábado que del 39 Congreso que el PSOE celebrará los días 17 y 18 de junio debe salir un proyecto "integrador" y "desacomplejado" y, tras rechazar adelantar si ella va a aspirar a la Secretaría General, ha previsto que los candidatos se anuncien más adelante.
"No se trata de mí, nosotros estaremos para aportar y ayudar y yo siempre estaré en lo que pidan los compañeros pero hoy no estamos en eso; hemos dado un paso importante y hay que ponerlo en valor, para integrar, unir y cohesionar", ha dicho la dirigente andaluza en declaraciones a los medios de comunicación durante el transcurso del Comité Federal que el PSOE celebra este sábado.
Susana Díaz ha incidido en que este periodo proceso precongresual debe permitir al PSOE dirigirse a los ciudadanos y "decirles qué queremos", para lo que requiere de un "instrumento útil que tiene que dar respuesta a miles de personas que necesitan que la vida les vaya mejor".
En ese sentido, ha previsto que será "después", cuando llegue el momento, cuando "todos los hombres y mujeres de este partido tendrán la libertad de presentarse", sin aclarar si ella va a hacerlo o no. Así, la responsable del PSOE andaluz cree que los compañeros irán "hablando" y que cada uno lo anunciará "cuando lo considere oportuno".
En ese punto se ha referido a su viaje a Castilla y León de la próxima semana, donde prevé reunirse con militantes, y ha explicado que "siempre" va donde la invitan y que, tras haber visitado Cataluña, Aragón, Comunidad Valenciana o Castilla La Mancha, entre otras, viajará ahora a algunas provincias castellanoleonesas, como Palencia y Salamanca, toda vez que compañeros de estas provincias llevan años animándole a ello.
"Voy a ir porque siempre que me invitan lo hago y es responsabilidad, cuando otros te llaman y te dicen que vayas, ir y colaborar. No le saquen más punta al lápiz que no hay más", ha ironizado la dirigente andaluza en alusión a que esta visita pueda enmarcarse en una ronda para entrar en contacto con los militantes y recabar apoyos.
De la misma forma que no ha hablado de sus posibles aspiraciones a la Secretaría General, tampoco lo ha hecho del resto de compañeros y, preguntada sobre si considera que el exlehendakari Patxi López podría ser candidato, algo que él mismo no ha aclarado hoy si ocurrirá, ha recalcado que "cuando llegue el momento, en el proceso de primarias, tendrán la libertad de presentarse" y, a la vez, los militantes "votarán al proyecto que crean que puede recuperar la mayoría y ser alternativa de Gobierno".
"Ya veremos quién se presenta y cuándo lo hace", ha dejado abierto Díaz, para quien el PSOE es el partido "con más democracia interna de España", el "más abierto" y el que "se ha adaptado a los cambios".
"LA FUERZA DE TODOS"
Díaz ha defendido que en ese proyecto "integrador" que debe tener el PSOE a partir de junio es "necesaria" la "fuerza" de todos los socialistas para volver a ganar elecciones. Así, ha reclamado la participación de sus compañeros, "al margen de representatividad o responsabilidad orgánica", para que el proyecto socialista tenga en cuenta "cada una de las apuestas, opiniones y sugerencias puestas sobre la mesa".
A su juicio, el proyecto que surja del cónclave que a mediados de junio ratificará al secretario general que semanas antes habrá sido elegido por la militancia, también debe ser "desacomplejado" porque, según ha argumentado, "el PSOE no está para ser el primero de la izquierda ni para condicionar políticas de la derecha que tanto daño han hecho".
La presidenta andaluza considera que con ese proyecto el PSOE tiene que ser capaz de "volver a ilusionar, enganchar y consolidar una amplia mayoría", y ha trasladado que en la intervención que ha realizado dentro del Comité Federal, ante sus compañeros, ha puesto sobre la mesa "la necesidad de que el PSOE esté a la altura de lo que España necesita y espera".
UN PUNTO DE INFLEXIÓN
La dirigente andaluza también ha pedido que el nuevo PSOE lidere "el debate y no el combate", al considerar que en los últimos tiempos "demasiada gente ha embrutecido muchísimo la política" y ha llevado a que "el combate verbal sustituya al debate entre ideas".
"Es el momento de que lideremos ese nuevo tiempo, salimos de este Comité Federal con una fecha fijada para el Congreso, que tiene que ser punto de inflexión y abandonar las derrotas electorales con energía y firmeza", ha animado a sus compañeros.