Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Díaz censura el fichaje de Lozano en lugar de una mujer socialista y Sánchez dice que el PSOE es "abierto"

La presidenta andaluza y candidata a la secretaría general del PSOE, Susana Díaz, ha criticado que Pedro Sánchez fichara a la exdiputada de UPyD Irene Lozano para lista madrileña en las elecciones generales de 2015 y le ha preguntado si no había una mujer socialista para el puesto, a lo que Sánchez le ha respondido que entiende el PSOE como un partido "abierto" a quien desde fuera lo considere "su opción".
Díaz ha recordado este asunto en el bloque dedicado a política social del debate entre los candidatos a la Secretaría General del PSOE. La aspirante defendía el feminismo, como bandera de su partido, cuando ha sacado a colación el fichaje de Irene Lozano y ha pedido una explicación a Pedro Sánchez.
"¿No había en Madrid ninguna compañera con mérito para ir en la lista? Muchos se sintieron mal cuando, a quien nos había insultado, se le premiaba con un escaño. Es verdad que se fue como vino, sin pedir disculpas, pero nos dolió".
Sánchez le ha respondido a continuación que entiende el suyo como un partido "abierto" que da la bienvenida a quien lo considere como "su opción", fuera Irene Lozano o Margarita Robles. Y ha mencionado en este momento al diputado Miguel Ángel Heredia, a quien se le grabó en una charla insultando precisamente a Robles.
La dirigente andaluza le ha replicado que ella desautorizó a Heredia, partidario de su candidatura, pero que Sánchez no ha censurado las palabras del alcalde de Calasparra y 'pedrista' Pepe Vélez, quien calificó de mafiosos a los miembros de la Gestora socialista.
En una siguiente intervención, Susana Díaz ha vuelto a pedir una explicación "convincente" por la elección de Lozano en lugar de una socialista madrileña para la lista, "aquella ocurrencia que nos hizo daño y nos causó dolor de ver que se premiaba a quien nos faltaba". Pedro Sánchez ya no ha vuelto a mencionar el asunto.