Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey preside su último Día de las Fuerzas Armadas junto a la Reina y los Príncipes

El día de las Fuerzas Armadas, en imágenescuatro.com

El Rey don Juan Carlos preside en Madrid, junto con la Reina Sofía y los Príncipes de Asturias, su último Día de las Fuerzas Armadas antes de la abdicación. Ataviado con su uniforme de capitán general de los Ejércitos, el monarca se despide así de una milicia de la que ha sido jefe supremo los últimos 39 años. El izado a la bandera de España en la plaza de Colón ha dado inicio al Día de las Fuerzas Armadas.

Ante una compañía mixta de honores compuesta por cuatro secciones de los Ejércitos de Tierra, Aire, la Armada y la Guardia Civil, con mando, escuadra de gestadores y unidad de música de la Agrupación de Infantería de Marina de Madrid, se ha izado la bandera.
Decenas de personas se han congregado en los jardines del Descubrimiento de la plaza de Colón para presenciar el primero de los actos del día. Tras ser recibido por los jefes de Estado Mayor de Tierra y Aire, así como el director general de la Guardia Civil, el JEMAD ha pasado revista a la compañía mixta y a continuación ha tenido lugar el izado de la bandera.
La bandera que se iza en Colón tiene 300 metros cuadrados y pesa 35 kilos. Fue izada por primera vez en 2001, cuando se sustituyó el anterior mástil de 21 metros por el actual de 50. Este mástil dispone de una cabeza giratoria para girar en la misma dirección que el viento, evitando así que la bandera se enrolle alrededor del mástil, que pesa casi 20 toneladas y está anclado en una zapata que reposa sobre cuatro pilares del aparcamiento subterráneo de Colón.
Después de este izado a la bandera se celebra en la Plaza de la Lealtad de Madrid un homenaje a los que dieron su vida por España. En total, en torno a 500 efectivos participan en esta parada militar a pie en la Plaza de la Lealtad de Madrid, junto al Paseo del Prado. Este acto culmina con una exhibición de la Patrulla Águila, que dibujará la bandera de España en el cielo, aprovechando así que el Ejército del Aire conmemora este año el 75 aniversario de su creación.
Esta será la primera vez que se pueda ver juntos, desde el anuncio de la abdicación de Don Juan Carlos el pasado lunes, a los que han sido Reyes durante las últimas cuatro décadas junto a sus sucesores, los Príncipes de Asturias.
Una vez que se produzca el relevo al frente de la Corona, el nuevo Rey Felipe VI pasa a ostentar el mando supremo de las Fuerzas Armadas con rango de capitán general, ya que este cargo es inherente a la condición de monarca, tal y como establece el artículo 62 de la Constitución.
Estos actos se han organizado este año en Madrid, al igual que en 2013, y no en otra ciudad de la geografía española, como venía haciéndose en años anteriores, como medida de ahorro ante los recortes que ha venido sufriendo el Ministerio de Defensa.
No obstante, el departamento que dirige Pedro Morenés ha decidido dedicar algo más de presupuesto este año, de modo que el formato ha experimentado una ligera variación al incluirse el desfile y la exhibición aérea. Unidos estos actos a todos los que celebrarán las distintas unidades de las Fuerzas Armadas en los días previos, el coste que maneja Defensa es de unos 139.000 euros, un 17 por ciento más que en 2013.