Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen en Portugal a un asaltante de un furgón blindado en Barcelona en 2015

La sangre que dejó al herirse en el atraco permitió a los atracadores seguirle la pista
Los Mossos d'Esquadra han detenido a uno de los dos participantes en un espectacular asalto violento a un furgón blindado que se produjo el 14 de julio de 2015 en el centro de Barcelona y que los vigilantes del vehículo consiguieron abortar.
El arrestado, de 32 años y nacionalidad chilena, formaba parte de un grupo de ladrones itinerantes a nivel mundial conocido como los 'Lanzas Internacionales', según han informado este jueves los Mossos en un comunicado.
En el asalto, los atracadores llevaban un arma larga y otra corta semiautomática, y resultó herido uno de los asaltantes pese a lo que los dos consiguieron escapar.
Los investigadores comprobaron que una de las dos armas de los atracadores era una escopeta de caza que habían manipulado para convertirla en recortada y provenía de un robo con fuerza en una vivienda de la comarca del Anoia (Barcelona) que se produjo días antes del asalto.
Con esta y de otras pistas, los Mossos comenzaron a trabajar en la línea de investigación de que los asaltantes formaban parte de los 'Lanzas Internacionales': un grupo polivalente que atracaba casas, robaba coches para cometer otros asaltos y asaltaban cajeros, joyerías y furgones blindados.
Un elemento clave de la investigación fueron los restos de sangre que el asaltante herido dejó al huir y que posibilitó acreditar que había cometido robos en viviendas en Suiza; luego se comprobó que había cumplido también penas de prisión en Chile por robos violentos y que en Bélgica había sido detenido con una identidad falsa: su itinerancia dificultaba enormemente su localización.
DETENCIÓN EL LISBOA
Pero la investigación policial dio sus frutos y el 11 de enero consiguieron finalmente averiguar que el fugitivo viajaba en un vuelo procedente de Londres con destino a Estados Unidos que hacía escala en el Aeropuerto de Lisboa.
Esta situación aceleró las gestiones y, tras conseguir una orden del Juzgado de Instrucción 5 de Barcelona para su detención y extradición, los mossos lo detuvieron con la colaboración de las autoridades portuguesas.
El detenido permanece en prisión provisional en Portugal a la espera de ser traslado a la Audiencia Nacional, mientras que el otro asaltantes todavía no ha podido ser localizado.