Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La trama fraudulenta del AVE a Barcelona habría malversado 6 millones de euros

La Guardia Civil cree que la trama desarticulada este lunes en el marco de la 'operación Yogui' por actividades fraudulentas en las obras del AVE entre Madrid y Barcelona llegó a malversar seis millones de euros, según ha informado el Instituto Armado por medio de un comunicado. Han sido detenidas nueve personas, entre ellas el que era director de la Alta Velocidad de la zona Noroeste, Rafael R., y el gerente del área de infraestructura de la empresa pública Adif, Jaime G.

La operación ha tenido lugar este lunes por la mañana contra la actuación irregular de funcionarios públicos y técnicos externos en la gestión de fondos públicos destinados a la realización de la obra de la línea de alta velocidad Madrid-Zaragoza-Barcelona-Frontera francesa.
La gestión de la contrata correspondió a la empresa ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias), entidad pública empresarial dependiente del Ministerio de Fomento, cuya obra fue materialmente ejecutada entre 2008 y 2012.
Lo que se investiga es si directivos de la empresa contratista se habrían concertado con cualificados funcionarios públicos de ADIF bajo cuya responsabilidad se hallaba dicha obra y técnicos externos, para beneficiar económicamente a dicha mercantil en perjuicio de los fondos públicos gestionados por el ente público ADIF.
De común acuerdo, se habrían alterado repetidamente las mediciones técnicas de los trabajos realizados en la obra, falseado las ulteriores certificaciones oficiales de obra ejecutada y camuflado sus ardides en la certificación final, moviendo cifras entre las diferentes partidas, a fin de dar justificación aparente a mayores trabajos de los realmente efectuados.
Con ello habrían generado un ilícito sobreprecio en beneficio de la contratista de alrededor de 6 millones de euros. La propia adjudicación de la obra a la contratista pudiera haber presentado irregularidades. Algunos de los funcionarios de ADIF implicados habrían recibido contraprestaciones económicas por su ilícita conducta, ordenadas por un directivo de la empresa contratista, según la Guardia Civil.
Detenciones y 11 registros
Se ha detenido hasta el momento a 9 personas, a los que les imputan los delitos de malversación de caudales públicos, cohecho y falsedad documental, entre otros. Se han practicado 11 registros, 6 de ellos en las diversas sedes sociales de la empresa contratista, la consultora técnica externa que asiste a la dirección de obra y la empresa pública ADIF; así como 5 registros en los domicilios particulares de los principales implicados.
Los registros realizados tienen como finalidad localizar los documentos preparatorios de los artificios para falsear mediciones y disimular después el falseamiento, así como los documentos oficiales en los que se plasman. También se buscan documentos que puedan revelar posibles dádivas económicas en favor de funcionarios de ADIF diferentes a las ya detectadas.
La denominada 'operación Yogui', desarrollada por el Grupo de Delincuencia Económica y Tecnológica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Cataluña en las provincias de Madrid y Barcelona, se inició en el mes de enero pasado por querella de la Delegación de la Fiscalía Anticorrupción de Barcelona, en el marco de la obra pública consistente en la construcción de la plataforma de la línea de alta velocidad que cubre el trayecto Madrid-Zaragoza-Barcelona-Frontera francesa.
Altos cargos detenidos
Entre los detenidos en el operativo deatacan el que era director de la Alta Velocidad de la zona Noroeste, Rafael R., y el gerente del área de infraestructura de la empresa pública Adif, Jaime G..
Según han informado fuentes cercanas a la investigación, los agentes del Instituto Armado también han arrestado al delegado de la empresa Corsán en la Zona Este, Marino V., y al cargo de esta constructora Eduardo P.; ambos, detenidos en la capital catalana.
La Fiscalía Anticorrupción sospecha que funcionarios de Adif pudieron haber recibido dinero dentro de las presuntas irregularidades en las obras del AVE Madrid-Barcelona, cuya investigación permanece bajo secreto de sumario.