Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido en Roma el presunto etarra Lander Fernández Arinda

El presunto etarra Lander Fernández detenido en Romacuatro.com

Justo un día después de que se hubiera dictado la orden internacional

La Policía italiana en colaboración con la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía ha detenido esta mañana en Roma al presunto miembro de ETA Lander Fernández Arinda.
Fernández Arinda estaba procesado por rebeldía. La detención se ha producido un día después de que se hubiera dictado una orden internacional de detención contra él.
Lander Fernández Arrinda se encontraba huido y pendiente de juicio por supuesto delitos de estragos y pertenencia a banda armada.
Asimsismo, Fernández Arrinda fue condenado en octubre de 2010 por la Audiencia Nacional a una pena de tres años por intentar ayudar a la financiación de la banda pero fue absuelto un año después por el Tribunal Supremo al consideró que no llegó a ultimar su colaboración ETA.
El presunto etarra fue juzgado en 2010 por ayudar a la financiación de la banda mediante la venta de 300 papeletas para un sorteo "solidario" destinado a "garantizar los derechos humanos y la dignidad de los presos". Los boletos estaban destinados a su distribución en las fiestas de Getxo (Vizcaya) de 2008.
Los magistrados del Tribunal Supremo consideraron que Fernández no llegó a ultimar su colaboración con la banda terrorista ya que aún no había puesto a la venta los boletos. La sentencia especificaba que si bien la organización de un sorteo podría "haber sido concebida como un instrumento de financiación de actividades terroristas" no existen suficientes pruebas para condenar "a quien tiene en su poder los boletos que iban a ser objeto de la venta".
Durante el juicio celebrado en la Audiencia Nacional el acusado negó que fuera el propietario de los talonarios y explicó que su ex novia utilizó por aquellos días el vehículo donde se intervinieron los boletos, por lo que pudo ser ella su propietaria.
Fernández Arrinda destacó durante la vista oral que en el momento de su detención por parte de agentes de la Guardia Civil, no admitió que los boletos podían provenir de su ex novia porque "la quería mucho".
Asimismo, Fernández Arrinda, fue detenido en Francia el 18 de noviembre de 2003 en Saint Julian, cerca de Toulousse, junto a Eneko Aguirresarobe, por agentes de la Policía Nacional francesa cuando se disponían a sustraer un coche, y darse a la fuga hasta que fueron interceptados y se entregaron.
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha indicado que su detención en Roma confirma la información que había recabado la Policía acerca de que los terroristas refugiados en Francia se estaban buscando otros destinos ante la presión policial.
Según ha dicho en el Congreso, los etarras "cada vez se sienten más controlados". De hecho, la Policía ya tenía información de que los activistas escondidos en Francia se estaban planteando otros refugios al sentir "muy cerca" la presión policial y esto ha ratificado sus sospechas.
La detención de Fernández Arinda, cuya pista seguía la Comisaría General de Información, fue llevada a cabo por funcionarios españoles de la Policía colaboración con las fuerzas de seguridad italianas. Fernández Díaz ha subrayado la "extraordinaria rapidez" con que se produjo la detención.
Desde el anuncio de ETA del abandono definitivo de la violencia se ha producido ya once detenciones de etarras, la mayoría en Francia, algunas en España y ahora la producida en Italia.